jueves, 14 de mayo de 2009

Seis añitos

Mañana cumples seis añitos.
Aún recuerdo aquella fría mañana de principios de enero del año 2004, cuando fuimos David y yo al Refugio de animales. Aún recuerdo cuando te ví, agazapado en una esquina inaccesible, temblando, mirando con desconfianza mientras tus congéneres brincaban y corrían a nuestro alrededor, deseando participar en juegos a los que tú ya habías renunciado con tan sólo ocho meses de vida. Mirabas la algarabía de lejos con melancólica tristeza, asumiendo ya desde temprana edad que tu destino te había golpeado y abandonado demasiado pronto, que habías conocido el lado oscuro del género humano cuando tan solo empezabas a descubrir el mundo.
Fue como si el resto del mundo se parara, como si mi corazón se encogiera de dolor al ver un rostro tan joven y tan triste a la vez. Diez segundos eternos se congelaron en mi memoria para siempre, tu mirada y la mía, cruzándose en medio de una jauría perruna y una polvareda invisible para nosotros dos. Esquivaste la mirada, tímido, queriendo pasar desapercibido para no volver al infierno de las palizas y la incomprensión.
Te tuvieron que traer en brazos hasta mí para conocerte, temblando de miedo. Me avergoncé de la raza humana, y hubiera querido que la justicia en la vida fuera un simple ojo por ojo, donde aquellos que te hicieron sufrir sintieran en sus carnes eternamente todo el dolor que te habían "regalado".
Y luego, en mi interior, decidí darles las gracias, porque quizás gracias a esos ocho meses de mal vivir ahora yo podía regalarte una vida entera de cariño y dedicación.
Las primeras semanas fueron difíciles. Tu mirada quería mostrar agradecimiento pero no sabías si detrás de mis caricias tarde o temprano se escondería una paliza. Esta foto es muy especial para mí, porque por fin conseguí que jugaras con aquella roída pelota de tenis. Por fin te veía alejarte de la sombra de la tristeza y disfrutar de algo tan simple como correr tras una pelota que luego me traías con satisfacción y entusiasmo.
Desde entonces han pasado más de cinco años. Te has mudado conmigo allá donde el trabajo me ha llamado, pasando de tu patio a la estrechez de un piso de alquiler sin rechistar, para luego volver a casa de nuevo y ampliar la familia con hermanos gatunos, otro hermano perruno, y una mamá humana que no hizo sino multiplicar el cariño que recibías.
Hoy te llevo al veterinario porque tienes una enfermedad en los ojos que seguramente tenga fácil solución. Pero ver esa fina capa gris en ellos mientras seguías mirándome con devoción ha vuelto a encogerme el corazón como en aquella fría mañana de enero en el que esos diez segundos nos pertenecieron. Hoy he sentido agradecimiento, amor, cariño y devoción en una mirada perdida, aún a pesar de los picores y molestias que debes estar sufriendo.
Soy yo el que te da las gracias a tí, mi querido amigo. Por acompañarme estos cinco años y lo que nos quede juntos, por confiar en mí, por abrir mi mente intentando averiguar de que forma ves tú el mundo, intentando saber qué mecanismo genético te hace disfrutar de esa fidelidad y bondad que tan bien haría al género humano. Gracias por regalarme tu tiempo y tu vida, porque me ha ayudado a ser mejor persona.
Muchos no entenderán este amor por un animal. No es sólo amor. Es admiración y fascinación, porque nosotros, los humanos, que tanto nos vanagloriamos de ser la raza superior, aún tenemos mucho que aprender de ellos. En su simpleza encontraríamos muchas claves para mejorar nuestra complejidad

28 comentarios:

Nadia dijo...

¡Qué bonito es!¡Que cumpla muchos más! Preciosa dedicatoria, por lo que intuyo no se merece menos ;)

Menda dijo...

No sabes lo que te entiendo y lo que admiro este post que has hecho.Felicidades.

Angie dijo...

wow!! emotiva y preciosa dedicatoria! se me encogió el corazón leyéndola.. Qué bonito!
Un perro precioso! yo nunca tuve mascotas (bueno sí, una iguana, jaja..), aunque el gato de mi vecina es como si fuera mio, jaja, porque se viene a mi casa cada dos por tres. Y felicitaciones por esos 5 años; que sean muchos más!

Besos. Angie.

Antonio E. Zafra dijo...

Me ha llegado al corazón esta entrada amigo mio. Ayer atropellaron a la perrita de mi madre, una rata fea y escuchimizada que es la alegría de la casa y que se ha convertido en un hijo más para mi madre y una hermanita más para mi y mis hermanos.

Hoy la he visto correr de nuevo y se me ha alegrado el corazón de verdad. He visto lo que tú, ese amor incondicional en los ojos cuando me ha visto llegar y ese meneo del rabito dando así a conocer su estado de ánimo.

Por suerte no le ha pasado nada. Aunque el coche le pasó pro encima, por obra y lilagro de no se sabe muy bien qué, Bety no ha sufrido más que contusiones y un pulmón encharcado que el mveterinario dice que se le curará con el tiempo.

He visto llorar a mi madre y a mi padre, personas con los corazones muy trabajados, ante la perspectiva de perder a un animalillo que con una sola mirada ha sabido ganarse sus corazones.

Te he entendido a la perfectamente amigo mío.

Yandros dijo...

Nadia: Espero que cumpla muchos más. Ya no tiene miedo del ser humano. Ahora sólo busca caricias, como si pensara que algún día se acabarán...
Menda: Muchas gracias, he tenido que terminar el post en un punto, porque podría haber seguido escribiendo horas y horas.
Angie:muchas gracias, ¡no todo va a ser ciencia ficción! Aunque si fuera como Erik volvería al pasado y le daría una buena tunda a aquellos que le maltrataron, aunque toda la estirpe de Vigilantes Temporales me persiguiera luego jajaja
Antonio: Me alegro de que Bety esté mejor, no me gusta ver sufrir a los seres vivos, pero mi mujer es maestra en eso. No soporta ver el dolor en los seres indefensos. Es textual, no lo soporta, a veces tenemos que apagar la tele, o bajar el volumen, o cerrar el periódico.
Me alegro ver que hay mucha gente que piensa como nosotros.

Un enorme abrazo a todos.

Martikka dijo...

Me uno al sentimiento que provoca este post.
¡Saludos!

cristal00k dijo...

Pues prepárate para un comentario Kilométrico. Sorry!. No sabes lo que me gusta hablar de mis mascotas. Mira, a mí me has emocionado hasta las lágrimas.
En mi casa, una familia de cinco personas adultas, viven dos gatas recogidas del contáiner (hay mucho animal suelto con apariencia humana) Una, nunca se ha recuperado de su trauma y ha desarrollado una esquizofrenia felina (diagnosticada, es muy arisca, en grado sumo)pero nos adora a los cinco y a su manera sabe demostrarlo. Viene de paseo conmigo, cuando saco a los perras y la gente alucina. La otra, es tímida y no le gusta salir de casa, excepto por las noches y nunca se aleja demasiado. Y me trae flores (lo juro por mis tres hijos) y las deja encima de mi cama. Aunque me gustaría más que fuesen billetes... estoy loca por ella... En casa no hay ni siquiera un insecto, ni una mosca, las caza al vuelo y con las zarpas, es un espectáculo verla. Da unos saltos del 15. Y siempre que oye el camión de la basura se esconde...
Y luego están mis dos perras, una cóker rubia, dulce y picarona que ya está un poco mayorcita (13 años) pero que hizo las delicias de toda la familia durante muchos años. Es una payasa.
Y mi perrita yorkshire (1 año y dos meses y 2 kg.) con ella, me pasó un poco como a tí con tu pastor. La vi, y supe que debía llevármela. A las 24 horas de tenerla en casa le detectaron "moquillo" y el veterinario me aseguró que un cachorro de 800 gr. nunca lo superaría. El criador se ofreció a darme otro y a sacrificar a la mía. El Consejo de familia decidió que nos la quedábamos por unanimidad. Y la gata de las flores la adoptó como si fuese su cachorro. Nos turnábamos día y noche para darle sus medicamentos y para incorporarla cuando la tos y la mucosidad la ahogaban. Y si no nos despertábamos su "mamá postiza" se encargaba de espabilarnos... y se aseguraba de que la atendíamos.
Y ahora es la dueña de la casa, manda en todos. En las gatas, en la cocker y en todos nosotros. Cuando me voy de viaje, se traslada a la entrada y se niega a dormir o a comer en cualquier otro sitio que no sea al lado de la puerta... Y cuando faltan 3 o 4 horas para que llegue se pone nerviosísima.
Si te digo la verdad, no sé que haríamos sin ellas, las cuatro. Nuestra vida sería bastante más pobre, solitaría y aburrida. Y es impresionante ver como se relacionan entre ellas. Pero, esa, es otra historia.
Y sería hora de que las leyes recogiesen una normativa justa también para ellos y se castigase ad hoc a todos esos psicópatas que se dedican a maltratarlos de cualquir forma. ¡Que rabia! ¿verdad?
Disculpa la extensión del comentario Yandros, pero es que en cuanto alguien me da bola para hablar de esto... se me va la pinza... ¡ya lo ves! jajaja
Un abrazo amigo y ojalá tu amigo pastor se recupere rápido.

Yandros dijo...

Martikka: Bienvenida a la Torre, donde tus manuscritos caóticos deben sentirse como en casa jajaja
cristal00k: has ganado. Es el comentario más grande por ahora, y me encanta. De hecho tenemos familias paralelas excepto por el número de humanos, que aquí se reduce a dos.
En las primeras entradas de mi blog o en la etiqueta "Fotografias de familia y amigos" encontrarás a los dos habitantes gatunos de la casa y a los dos perrunos. Aquí todo es a pares jajaja
Un abrazo

Dafne dijo...

Mi perro,una preciosa mezcla de pastos alemán y husky cumpliría nueve años.
desde que murió,sólo me han dejado tener peces.
Aún sueño por la impoenente compañía de un boxer.
Ojalá algún día se cumpla, ojalá pueda empatixar aún más con tu escrito.
Un beso

isis de la noche dijo...

;(

Es increíble el lazo que llegamos a tener con las mascotas... ¿será porque nos recuerdan ese amor... el amor amor.. el INCONDICIONAL???

Mucha suerte con la enfermedad de tu perrito.. ME ENCANTAN LOS PERROS DE ESA RAZA!!!!!

y claro, un abrazo inmeeeenso de cumpleaños ;)

besos...

S. dijo...

Te entiendo perfectamente,sobre todo despues de haber adoptado al mio.
Se le están poniendo unas orejonas!!!jaja
En mi blog debajo de pecando..está su foto,echale un vistazo y dime si ves si se va a poner grande,ya pesa 8 kilos eso sí,y tiene 2 meses y medio.
Me gustan los perros grandes y con pelos,jeje,más bonito mi perro y más malo,que malo está,se come las hormigas,las cochinillas,las patas de la mesa,la pierna de esta pecadora...y sí le dejo un poco,lo estoy malcriando ya ves,al final voy a tener que ir con un traje de esos acolchados,ya verás.
Un besazo.

Yandros dijo...

Dafne: Pues me dijeron que el mío era mezcla de husky y pastor también, aunque más de pastor claro. Me encantan los huskys!
Isis:Yo creo que es porque ellos aman a pesar de todo. No tienen rencores, odios, venganza. Que fácil sería vivir si ensos indeseados atributos!
S. Tu Draco es wapísimo! Por la foto no sé, pero crecerá hasta los 6-8 meses más o menos. Luego cogerá forma paulatinamente, es decir, no crecerá pero se desarrollará la musculatura y será todo un campeón! Yo creo que llegará a sobrepasar los 20 kilos. Zizu pesa 23 y Timbo, nuestro labrador que se ha quedado pequeñito pero que es el mas wapo del universo pesa 25-26.
Saludos a todos!

La chica de cristal dijo...

Si tuviera que dar un premio a un post emotivo, sin duda alguna que te lo daba a ti por este pedazo de post que acabas de poner dedicado al perro.

La verdad es que a mí los perros me encantan, suelen ser una de mis mayores debilidades, pesé a que por culpa de mi padre que odia la entrada de 1 perro en el piso yo nunca he podido tener una perrita y mira que me regalaba una hace 14 años.

Así que casí crie a la perra de mi vecina, que por cierto, casí me dio algo cuando la perra se murio, porque anda que no llore nada y todo porque la quería muchísimo.

Me ha hecho mucha ilusión ver que tenemos en común esta admiración por los perros, pero ¿tendremos algo más en común?

Que sepas que me encantaría conocerte, pero no tienes mail en tu perfil para escribirte, así que nada si te apetece entra en mi blog y anota el mío.

Un besito y cuídate mucho.

Rebeca dijo...

Que suerte tuvo de encontrarte, bueno que suerte tuvisteis los dos.
Lo cierto es que nadie se merece sufrir, sea perro o sea humano.
Y como casi siempre tienes toda la razón, nos queda tanto, pero tanto que aprender de los increíbles seres que nos rodean.

Druida de noche dijo...

Feliz cumple.. Una pelota de regalo.. a mi esos bichos medio lobos me encantan, pero mi contrato de alquiler prohibe animales, para eso ya tengo a mi vecino.. jajaja

un abrazo

borraeso dijo...

Y cómo se les quiere!... Felicidades!!

Oscuro dijo...

Me ha emocionado profundamente tu entrada de hoy. Si bien yo nunca he tenido un perro porque es mucha la responsabilidad que ello implica, entiendo muy bien el sentimiento que profesas tú al tuyo.

Un fuerte abrazo y te deseo que comparas muchos años más con él

CMQ dijo...

YANDROS, últimamente se me arrasan los ojos cada vez que leo alguna historia de amor humanoperruno. Con la tuya no ha sido menos... Uno de mis perros está enfermito, es epiléptico y aunque controlamos sus ataques nos da algún que otro susto mortal, aunque no por eso lo adoro menos. Tu forma de conocer a tu perro es muy similar a la mía; nos quedamos mirando el uno al otro mientras sus hermanos saltaban, jugaban y se peleaban a su alrededor, y supe que él sería mío y yo suya, para siempre. Lo cogí en mis manos (era tan chiquitín...) y le soplé para que siempre me reconociera. Ha sido la alegría de mi casa, y estos 8 años habrían sido muy distintos sin él, incluso con su enfermedad. Gracias por recordarme un día precioso, cuando mi chico llegó a casa. Un beso.

CMQ dijo...

ah! que se me olvidaba: muchísimas gracias por pasarte por mi fotoblog!!!!

Yandros dijo...

A todos:

Muchas gracias por vuestras palabras. Zizu tiene una enfermedad en los ojos propia de los pastores alemanes en los últimos tiempos (imagino que décadas). Es una enfermedad autoinmune en el que el propio organismo ataca al ojo creyendo que lo defiende. No hay solución, pero podemos tratarlo de por vida con unas gotas (ena especie de colirio) y evitando en la medida de los posible la radiación solar, porque es la radiación ultravioleta la que provoca este mal. Y como no, esta radiación se ha incrementado en las últimas décadas debido a la contaminación atmosférica provocada por este omnipotente ser humano que todo lo puede y todo lo arrasa.
Le hemos comprado unas gafas perrunas pero no se deja mucho, así que lo meteremos en casa en las horas de más sol y le daremos sus gotas todos los días.
Al menos tiene solución.
Un abrazo a todos

Martha dijo...

Vaya, chico, has conseguido arrancarme las lágrimas...Siendo una enamorada de los animales como soy, no podía ser de otra forma.

Esas palabras que le has dedicado a Zizu son preciosas...a la par que emocionantes.

Es genial comprobar que ahí fuera sigue habiendo gente que de verdad "ama" a los animales y que no los ve como meros juguetes.

Y tienes toda la razón del mundo en eso de que aún nos queda mucho que aprender de ellos...en realidad, nos queda tantísimo que no se si seremos capaces de hacerlo en una eternidad. Ójala que si...ójala!

En cuanto a la enfermedad de Zizu, me alegro de que, al menos, tenga solución. Imagino que poco a poco se irá acostumbrando a las gafas.

Besicos para ti y para él (Y muchísimas felicidades por sus cinco años!) ^^

cristal dijo...

Hola Yandros. Hoy me he decidido a visitarte porque me han gustado mucho tus opiniones a propósito de la entrada de Cristalook sobre "La crisis" y lo cierto es que me ha encantado lo que me he encontrado. Comparto al cien por cien tus sentimientos hacia esa especie animal que cada día me asombra más y me admira. Sé que no puedo vivir sin la mirada de un perro. En ella veo la de todos los fieles amigos que ya no están conmigo, pero que me han dado tanto...Tenemos tanto que aprender de ellos. Un beso y gracias por compartir esos maravillosos sentimientos.

Yandros dijo...

Martha:Mi mujer y yo amamos a los animales, ella incluso más que yo. Esa es la palabra. Amar. No es que nos gusten o nos parezcan graciosos, ¿verdad?
cristal: Gracias a ti por la visita, espero que encuentres cosas tan interesantes como en casa de cristal00k.
Un abrazo

marga dijo...

soy amante de los animales desde siempre.
he vivido momentos de felicidad con ellos, y momentos de mucho dolor cuando se han ido, pero aunque mucha gente no lo entienda (y me da igual) para mí son parte de mi familia, porque han compartido mi vida.
guardo en mi corazón a cada uno de mis perros.
ahora tengo un gatito, y por supuesto, es parte de mi familia.

Capitán Clostridium dijo...

Me emocionan muchísimo estas historias de amistad. Me ha enternecido en sumo grado, y apenado, al descubrir la enfermedad lo de los ojos.
Solamente las personas que tengan o hayan tenido perro pueden comprendernos. Yo, antes de él, nos hubiera tachado de locos.

Txispas dijo...

Eso lo quiero sentir yo... antes de morirme...

Manuel Fernández del Río dijo...

Espectacular...de siempre se sabe que los perros agradecen todo mas que los propios amos...muchas gracias por dejar tu enlace por mi casa! sludos!

Manuel Fernández del Río dijo...

Espectacular...de siempre se sabe que los perros agradecen todo mas que los propios amos...muchas gracias por dejar tu enlace por mi casa! sludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails