miércoles, 25 de agosto de 2010

Ocho centímetros de esperanza

Ocho centímetros de diámetro son la diferencia entre la vida y la muerte. Ocho centímetros de esperanza son el cordón umbilical que une a treinta y tres mineros chilenos atrapados bajo 700 metros de tierra con el mundo exterior. Siempre se habla del tiempo que una persona puede resistir sin oxígeno, sin agua, sin alimento...pero ¿cuánto puede resistir sin esperanza? ¿Como se mide el nivel de esperanza de una persona? ¿No es irónico que algo tan intangible, inmaterial e incuantificable sea acaso lo más necesario para la vida? El cuerpo, la mente, sin esperanza, deja de luchar, porque el ser humano necesita metas y objetivos para seguir avanzando. La vida es lucha constante por conseguir algo.
Diariamente me encuentro con ejemplos del universo caótico que nos rodea. Coged una regla y mirad lo que son ocho centímetros. Esos ocho centímetros, esa medida insignificante y ridícula es la cifra que da sentido a la vida de todos los familiares de los mineros y a ellos mismos. A través de ese tubo ellos saben que el mundo está pendiente de ellos, que sus familiares les esperan, que les llegará agua y comida cuando lo necesiten, que nadie les ha olvidado y que hay mucha gente dispuesta a trabajar día y noche para convertir lo imposible en realidad. Aún no está todo hecho, pero al menos hay esperanza. Sin esos ocho centímetros quizás no hubieran resistido todo lo que ahora tienen que aguantar hasta que los rescaten.
Hoy el Caos es hermoso. Confiemos en él.

Ánimo!!!

12 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

La esperanza tiene la forma y la cantidad que necesitamos en cada instante de nuestra vida para seguir adelante.

Besotes Yandros^^

X dijo...

Dicen que no los sacarán hasta diciembre. ¿Aguantarán? Yo apuesto por ellos. :-)

Yopopolin dijo...

La verdad es que es algo increíble lo que estamos viendo con esos mineros. El verdadero poder de superacion y resistencia humana. Espero que resistan todo ese tiempo ahi abajo y los rescaten a todos con vida.

salu2

barbaria dijo...

Bendito sea el Caos que a veces deja aunque sean ocho centímetros de espacio entre el desánimo y la confianza en que todo saldrá bien.

Oscuro dijo...

En efecto amigo Yandros. Esos 8 cm son el símbolo de la esperanza para esos mineros y sus familias. Esa es la grandeza del ser humano, su capacidad de creer.

Un abrazo

Anarquista dijo...

Creo que si ellos no creyeran ni tuvieran esperanzas no seguirian ahi luchando. Mucha fuerza para los hnos chilenos en este momento!

Darthpitufina dijo...

Decían en las noticias que podrían tardar meses en rescatarles. Esos centímetros son una ventana a la esperanza, que es lo que más se necesita ahora.

Un saludo.

virgi dijo...

No lo había visto así...ocho centímetros...una medida tan abarcable y sin embargo, es lo que les da vida y esperanza.
En nuestra cotidianeidad cómoda y fiable, no podemos imaginar cómo se puede vivir allá abajo pendientes de un leve hilo.
i

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

vivos... pero cómo?

la luz, las secuelas físicas y psíquicas, no sé, a veces sobrevivir no es todo.
me da que esos ocho centímetros son más humanos para los que esperan que para los que están.

cuidado, yo también querría esos ocho centímetros, lo que no puedo asegurar es que desee tener que vivir el después, porque a lo mejor ese después es peor que la muerte.

besos.

Yandros dijo...

Ichi:Hum..la esperanza es voluble.Interesante
X: Será un buen regalo de navidad
Yopo: La resistencia de cada uno sólo se pone a prueba en situaciones así
Barbaria: Amén
Oscuro:Creamos todos!
Anarquista: Todos estamos con ellos!
Darth: En efecto, tardarán unos tres meses. Parece un mundo, pero para quien se creía perdido es toda una tabla de salvación
Virgi: En efecto, es imposible ponernos en su lugar
bastet: anda no seas pesimista, todo es cuestión de superación

Un abrazo a todos

Rebeca dijo...

Por qué será que las cosas realmente importante son immensurables.
Al oír las notícias lo que más me sorpendia es que ellos seguían manteniendo la esperanza, que su ánimo estaba alto, y eso al fin y al cabo es lo que le hace a uno sobrevivir, en el momento que uno decide rendirse la batalla está perdida.

DANYGIRL dijo...

Hay cosas pequeñas que sirven para mucho, aunque no sé yo si estos pobres no terminarán locos ahí debajo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails