miércoles, 22 de abril de 2009

Supervivencia

Confinados en las profundidades oceánicas no podrían resistir mucho tiempo.
Hacía siglos que habían poblado todos los recovecos existentes en el fondo oceánico hasta donde la falta de presión les permitía. Mas allá de un límite, sus cuerpos experimentarían las desagradables consecuencias de la baja presión. Necesitaban tener kilómetros de agua sobre ellos.
Las sondas enviadas hasta ahora indicaban cambios en las capas superficiales. Sabían de la existencia de millones de seres vivos tan sólo con lanzar sus redes telepáticas hacia lo desconocido, y por ello estaban seguros de la existencia de vida más allá del medio acuoso. No necesitaban verla, tan sólo visualizarla en su compleja mente. No podían verla. A estas profundidades, el sentido de la vista es algo que perdieron muchas generaciones atrás, cuando las capacidades mentales se desarrollaron por completo y puedieron adaptarse al entorno con ellas.
Pero mas allá de su medio natural, las ondas telepáticas llegaban distorsionadas, como el eco de una realidad fantasmagórica e inexistente.
Arriba existía un mundo lleno de actividad y estrépito, muy diferente al silencio eterno de su mundo. Al menos eso intuían. Todas las formas de vida detectadas hasta el momento tenían diferentes formas de comunicarse entre sí y con su entorno, pero la suya había evolucionado hasta un punto en que ningún ser suboceánico representaba un peligro para ellos. Y habían crecido inexorablemente, obteniendo energía de sus fuentes naturales, de las dorsales oceánicas, del movimiento tectónico de las placas, de las corrientes marinas...
Hace unos milenios comenzaron a detectar débiles ráfagas de una conciencia distinta a las anteriores. Había destellos de creatividad, imaginación y capacidad de amoldar el entorno en esa mente primitiva. No lograban vislumbrar el nexo entre los individuos, pero sintieron un enorme placer al comprobar que no estaban solos y que podrían relacionarse con otra raza que les explicara los pormenores del supramundo, pero entonces aún no disponían de la tecnología capaz de salvar la distancia ya que la diferencia de presión era un obstáculo insalvable. Intentaron lanzar destellos telepáticos aunque llegaran muy débiles, pero nunca obtuvieron respuesta.
En el último siglo la influencia de esa raza sobre su propio mundo oceánico había crecido de forma exponencial. El Océano, su mundo, estaba siendo trastocado irreversiblemente.
Cuando consiguieron desarrollar el artefacto que les acercaría casi hasta el límite de su mundo, suficiente para detectar con más claridad los pensamientos y entresijos mentales de esta raza emergente descubrieron algo que les llenó de terror: esa raza no era telépata, su forma de comunicación era tan rudimentaria como el resto de seres, sólo que con un lenguaje mucho más complejo y elaborado. Esta raza no tenía conciencia colectiva como ellos, seguían entendiendo el ciclo de la vida y la muerte como algo individual al no existir conexión entre ellos. Lo aprendido por cada unidad se perdía en ocasiones tras su desaparición, algo impensable para ellos, que funcionaban como un único ser, donde la muerte propiamente dicha sólo tenía sentido con la desaparición total del organismo colectivo. ¿Que clase de especie se había impuesto sobre las demás confinándolos a una existencia condicionada?¿Cómo habían logrado abrirse paso entre las demás especies sin estar conectados entre sí?
Por primera vez, su mundo se tambaleaba. Asentados en una sociedad del bienestar, su evolución tanto biológica como psicológica se había estancado hacía milenios, al no tener necesidad de competir ni buscar objetivos. Pero ahora era conscientes de su vulnerabilidad. Debían buscar una salida, debían desanquilosar su única arma de protección, aquella que hasta ahora sólo habían utilizado para comprender el mundo que les rodea, pero que ahora tendrían que mejorar y perfeccionar para protegerse de él.
En el apartamento 34 de la avenida principal de la ciudad, alguien descansaba con las persianas bajadas y la luz apagada.Había vuelto ese horroroso ataque de migraña. Es como si alguien desde dentro empujara su cerebro en todas las direcciones...
En las profundidades abisales de la Tierra, una civilización se preparaba para defenderse. Por ahora sólo lograban aturdir la mente de aquellos individuos, rebajando su nivel de acción e impidiendo a su mente ejercitarse correctamente.
En poco tiempo, podrían doblegar su voluntad.

29 comentarios:

Rebeca dijo...

Vaya, ahora me lo pensaré mucho más cuando tenga migraña!

S. dijo...

pues,me ha gustado mucho.Parece un relato de Stephen King espero que continue.Este lo he entendido mejor que el de los bisbales.
En serio,es como la iglesia,se ha estancado porque siempre ha tenido bienestar,pero ahora con la mentalidad en creciente de la población se sienten vulnerables,y por eso están dando más la lata.
Un beso guapo

Angie dijo...

bueno, bueno.. desde luego tú también tienes una imaginación fesbordante, yandros!

Menos mal que nunca he tenido migraña...

Besos. Angie.

PD: buzón de sugerencias: una letra más grande que me voy a quedar miope... :P

Angie dijo...

quise decir desbordante

brenn dijo...

me ha encantado la narrativa... si que eres bueno.

Un beso.

Yandros dijo...

Rebeca: o cuanto te duela levemente la cabeza, o los estados depresivos...el mal de la sociedad moderna? ¿Y si alguien nos empuja y aturde a la vez? Jejeje como desvarío
S.: Me alegro que te guste, a la gente no suele gustarle la ciencia ficción, pero creo que es bonito imaginar otras cosas diferentes.
Angie: Fu fetición fa fido afendida.
Jaaaaaaaaaaajajajajaja, gracias por la anotación, es cierto que se ve un poco pequeño
Brenn: Viniendo de una buena escritora, se agradece el halago
Un saludo, y abrid vuestras mentes, igual conseguimos entablar contacto con ellos!

Nadia dijo...

Olvídate, lo tuyo son las letras, no te engañes.
Espero con ganas la siguiente entrada.
Saludos del vecindario ;)

Menda dijo...

Me ha encantado, como siempre.

Volví.

Yandros dijo...

Nadia: Hola vecina, muchas gracias por animar a mi imaginación jajaja. A veces, en este mundo blogosférico, es complicado estar a la altura de la gente que tiene auténtica sangre de escritora...
Menda: Ya ví que regresaste como las golondrinas del poema y el polen a la primavera! Es una buena noticia para el blogomundo, rebienvenida!
Saludos a ambas

Raquel dijo...

http://sinbarriga.blogspot.com/2009/04/yandros.html

Wara dijo...

¡Hola! Ser conscientes de la propia vulnerabilidad ya es un principio para buscarle remedio...

Me gusta la ciencia-ficción, y el control mental da mucho juego. ¿Esta historia seguirá? Espero que sí.

Gracias por tu visita, un abrazo.

cristal00k dijo...

"Lo aprendido por cada unidad se perdía en ocasiones tras su desaparición total del organismo colectivo"

No sabes lo que he llegado a pensar sobre eso en multitud de ocasiones... y enlazando con ello preparo una entrada sobre los campos akásicos.

Quizás no andemos tan lejos de esa civilización oceánica.

Me gusta tu relato, está muy bien construido y me encanta la Ciencia Ficción, que a veces, ha resultado no serlo tanto...
Un abrazo Yandros.

P.D. Precioso viaje!

Oscuro dijo...

Un relato muy interesante, tal vez deberías intentar presentarte a algún concurso de narrativa (de ciencia ficción of course).

Yo soy un amante de la ciencia ficción al igual que tú, y al igual que a ti me encantó la saga de la Fundación, aunque creo que fue la de Dune la que más me marco.

Un abrazo

Yandros dijo...

Wara: No tenía previsto seguir la historia, aunque hoy se me ha ocurrido algo...ya veremos
Cristal00k: yo creo que aún andamos muy lejos amiga, nos puede la individualidad.
Oscuro: Pues no he leído Dune asi que tendré que ponerme. Me leí no solo La Fundación sino los otros 14 libros que conectan la historia de La Fundación desde nuestros tiempos actuales hasta un futuro muy muy lejano. Asimov me parece un genio
Un saludo a todos

Martha dijo...

Si, si, si! Estas son de las que me gustan! ;) Y encima con una redacción excelente! Me gusta mucho como escribes, y esa manera de dar rienda suelta a la imaginación...desbordante. En serio! ;)

Gracias por la recomendación! A partir de ahora ya no me perderé tus post! ^^

1 besazoooo!

(Jo, con tanto comment hoy, te estoy hinchando a besos, juas!)

el marido de la portera dijo...

Sólo paso a felicitarte por tu relato y a desearte mucha suerte en el certamen. Muy bien confeccionado.

Saludos.

Antonio E. Zafra dijo...

Yo de verdad que no se cómo haces para imaginar tantas y cosas y ser capaz además de transmitirlas tan bien a través de un relato...

La historia ha pasado el corte de Rosi y ya estás apuntado oficialmente en el CETH V.

Un saludo Yandros y como siempre, felicidades.

Sarinha dijo...

La historia ha pasado mi corte, no el de Rosi, no sé por qué Antonio siempre nos confunde, en fin...
Sin faltas de ortografía, pero me ha parecido poco rollo, además los párrafos debería tener un poco más de separación para hacerlo más visual. En mi opinión, demasiada paranoia mental...
Un saludo.

Mar dijo...

Muy bueno el relato, me ha gustado la forma de enfocarlo y de envolver en la lectura, mucha suerte en el certamen.

Besitosssssssss

Yandros dijo...

Martha: Muchas gracias, agradezco que se valore mi redacción, ya que al ser totalmente de ciencias me encuentro algo limitado por mi formación jejeje
El marido...: Mucha suerte a ti también!
Antonio: Muchas gracias por tus palabras, ya sabes, cuando te duela la cabeza, piensa porqué...jajaja
Sarinha:Estoy de acuerdo en ambas cosas: en que el texto está demasiado junto y en que hay demasiada paranoia mental: lo primero, tiene arreglo, lo segundo ya es más difícil jajajaja, nací con defecto de fábrica.
Mar: Suerte a ti también aunque no consigo leer tu relato, hay algún problema con el link
Un saludo a todos y gracias por pasaros

Mar dijo...

Yandros el problema para ver mi blog es que debes abrirlo con firefox, es el unico navegador que permite ver el blog entero, lo siento!!

besitossssssss

Angelical dijo...

La ciencia ficción no es lo mío, pero me ha gustdo esa explicación "metafísica" para la migraña. Me pareció un relato muy original.
Saludos y suerte.

gala dijo...

Me ha costado un "Guevo" saber de que escribias me ponia en todo menos en la migraña, has conseguido mi atencion hasta el final, me ha encantado.
Llego de CETH, mucha suerte.

lirio dijo...

Me saque una fotocopia de todos los relatos para leerlos con tranquilad, pero el tuyo macho me fué imposible, para el próximo porfa, una letrita algo mayor.
¿sufres de migrañas?, la describes genial, llego del CETH, te deseo muchisima suerte
Un besote

Yandros dijo...

Angelical:Gracias, te deseo suerte también
Gala: Siento la farragosidad de mi relato. De vez en cuando se me ocurren estas historias extrañas. Dar forma a lo que imagino es algo complicado jeje
lirio: he ampliado la letra para que veáis que aquí se tiene en cuenta a los lectores jaja. No he sufrido migrañas jamás jeje, pero me las han descrito.
Para todos os indico que aunque en principio no estaba pensado para continuar, encontraréis Supervivencia II en la etiqueta de Realidades Alternativas.
En breve saldrá supervivencia III
Saludos!

Capitán Clostridium dijo...

Jamás pensé que en los bordes constructivos de corteza oceánica y en las profundidades abisales, en las que conocía la presencia de monstruosas formas de vida, existiera una generación, esclava de su pecera. Otro tipo de pecera. Y nosotros en nuestro mundo, con una venda en los sentidos, incapaces de ver más allá. ¿Existirá otras "formas de vida" no perceptibles por los sentidos conviviendo con nosotros en otra dimensión? ¡Ah! No me vale la palabra fantasmas.

Me ha gustado mucho. Todos soomos seres entrópicos, que vamos hacia el caos.

Saludos desde el trópico de Cáncer.

Yandros dijo...

Imaginé que a un marinero de agua salada le gustaría esto.
Hay un Supervivencia II y Supervivencia III, lo puedes encontrar en el mes de Junio
Un abrazo transoceánico

Sara dijo...

Buen regalo!! Gracias ;)

La verdad es que la ciencia ficción nunca ha sido lo mío, me resulta muy complicado escribirlo, quizás porque me faltan tablas en el género... y desde luego me falta mucho para llegar a tu nivel!!

Yandros dijo...

En realidad, Sara, no creo que tenga buen nivel. Quizás para historias cortas que mantengan en vilo poco tiempo pero no para hacer grandes cosas. no tengo la paciencia ni la formación del escritor
Pero me divierto, que es lo importante
Si buceas en el mes de Junio de 2009 encontrarás dos relatos que siguen a este
Abrazos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails