jueves, 15 de octubre de 2009

Ágora

Nota para navegantes: El que no haya visto la peli que mejor no lea el post, quizás haya detalles que prefiera no saber.
Amenábar siempre me sorprende. Nunca lo espero, quizás sea por eso. O porque no soy ningún entendido en cine y sólo busco de él que me entretenga. El concepto "entretener" para mí no significa que me tenga que reir, ni evadir de la realidad, ni hacerme olvidar el día a día. Para mí "entretener" es regalarme ideas, abrir ventanas aún inexploradas, explicarme una realidad que desconocía, plantearme hipótesis o porque no decirlo, regarnos de un humor sutil e irónico.
No conocía la historia de Hipatia, que pasa a formar parte de mi rincón particular de mentes incomprendidas de su época del estilo de Galileo, Giordano Bruno, Copérnico o Darwin. Quizás la palabra no sea "incomprendidas" sino "mentes peligrosas para la estabilidad del poder reinante o emergente".
Amenábar tiene buen gusto. Hubiera sido fácil caer en la tendencia de muchos directores a representar escenar cargadas de sangre, vísceras, violaciones, niños maltratados. Así, muchos piensan que el espectador tiembla de rabia en su butaca. No es mi caso, porque lo recargado me aburre. Pero sí hace estallar mi ira la persecución de la gente por sus ideas, ya sean teoría o realidad. En ese sentido la película nos sumerge de lleno en la dificultad de una mujer en esa época para abrirse paso en un mundo sólo reservado para hombres. Es una isla, una anomalía, una excentricidad, una rareza. La estabilidad precaria en la que se mueve se ve tambaleada cuando a su condición de fémina se le une la soledad del que lucha contra la marea de un fanatismo religioso emergente. La ignorancia puede ser permitida. Que la ignorancia arrase siglos de sabiduría es para echarse a llorar. Los papiros revoloteando en torno a la cúpula central de la biblioteca de Alejandría me hicieron recordar varios capítulos de la historia de la humanidad, repetidos cíclicamente. El saber, el conocimiento, asusta al necio.
Amenábar podría haber dedicado los veinte minutos finales a recrearse en el agónico final de Hipatia con un sinfín de escenas sangrientas y vejatorias, innecesarias una vez desarrollada la película. En vez de eso, la imagen semicenital de la protagonista, con las rodillas semiflexionada, encogida en ella misma, en silencio, me dice mucho más del dolor y la frustración. No es necesario caer en el mal gusto, porque no se trata de una historia de asesinato y sangre por doquier. Se trata de la injusticia, de la ignorancia. Se trata de lo difícil que ha sido para muchas mujeres o sabios, o ambos dos, hacerse un hueco en la historia, aun cuando sus mentes preclaras rozaban ideas que la mayoría de la gente de su época ni siquiera olisqueaban.
A mi me ha gustado. Al menos me ha hecho sentir lo que creo que pretendía. Rabia.

22 comentarios:

Calpurnia dijo...

hola
yo he ido a verla el domingo pasado. Mi conclusión es que a Amenabar le ha quedado una peli sobria, podría haber optado por recrearse más en "la masacre" del asunto, en la empecinada barbarie del fanatismo ¿pero para qué? ¿acaso el presente es tan diferente? eso es lo triste, que a pesar de los siglos, poco hemos aprendido.
Me ha encantado la recreación arquitectónica y de vestuario, incluso la elección de los diversos tipos morfológicos. Ver la biblioteca de alejandría, convertida en gallinero y establo.... sobrecoge.

En cuanto a una reflexión más personal... la libertad por el conocimiento de Hipatia, entregar su vida por y para la ciencia y el conocimiento ....la renuncia al plano afectivo en favor de la excelencia profesional...créeme Yandros que, actualmente, tampoco es fácil cultivar un perfil profesional de nivel sin pagar el precio de renunciar a parte de la parcela personal o afectiva, o a causa de ello, verse sumida en cierta incomprensión........conciliar es difícil antes y ahora.

besos

Capitán Clostridium dijo...

En ningún momento estoy en desacuerdo contigo. Hablas sobre la historia y el argumento de la película, lo que cuenta. Y, en ese plano, la temática es interesante.

Yo en mi entrada, no hablo de eso. Hablo de cómo Amenábar lo cuenta y del guión, por ejemplo. Cinematográficamente la película se queda corta, incluso sobria, como dice Calpurnia. Hay algo que no funciona en el film. Y mira que, por ej, el plano final de Hipatia es magistral (como dos o tres más). Creo que los tijeretazos al metraje se han notado, y mucho.
Encima, no sé yo si es cierto, o fue una licencia peliculera, no sé si fue ella quien postulara las órbitas elípticas, que más tarde (mucho más SXVII) recuperaría Johannes Kepler.
Bueno, hice un hueco para comentarte. Hasta luego.

S. dijo...

Aú no la he visto,y no he terminado de leer tu post.Prefiero comentartelaa cuando la haya visto eh????
un beso

Angie dijo...

gracias por ser bueno y avisarlo. Lo leeré entonces el domingo, que seguramente vaya a verla el sábado.

Besos.Angie.

X dijo...

No leo el post porque no la he visto. :P

Anónimo dijo...

Yo lo tengo clarísimo: no me fundo siete euros y dos horas largas y aburridísimas para que luego Berlusconi se lo monte a lo grande en Villa Certosa.
Yo no soy tonto, Silvio, ni aunque me pongas el anzuelo de Amenábar, al que encima le ha salido un tostón. El que no sepa todavía el peñazo monumental que es Ágora... que la compre.

Reithor dijo...

Eso no llega a mis longitudes... Si hablara yo de cine reduciría la asistencia a películas de Hollywood notablemente, que los bodrios allí salen después. Por cierto, si te gustan las de terror-suspense, the orphan está bastante bien.

Un abrazo

Nadia dijo...

Pues lo leo el sábado vecino, que es cuando la voy a ver!

Claire dijo...

¡Hola! A mí me gustó mucho la peli, y salí del cine pensando en el personaje de Hipatía.. en lo que se esfuerza en comprender los movimientos de la Tierra, pensaba en su fortaleza.. Y sobre su final... sorprendente es que a día de hoy aún hay personas que son condenadas a ese mismo final en algunos países y fíjate en la cantidad de años que han pasado...
Un abrazo.

Ártico dijo...

Buenas, ¿has leído el libro? Según me han comentado, no se correponde en nada y la mitad de la historia está inventada. En palabras de gente cercana, la historia es un poco insulsa y sí, se pone a los cristianos como unos bárbaros (que al fin y al cabo y en mi opinión, es lo que fueron) y poco más, la amibición, sana, de ella por descubrir más allá. ¿Me equivoco mucho? Espero verla y comentar con más peso :p

Menda. dijo...

Pues yo tomo nota de tus apuntes sobre el fil, pero esperaré a verla ( tengo muchas ganas) para emitir mi propio juicio.

Camaleona dijo...

No la he visto, pero no he podido evitar leerlo... me alegra haberla leído porque no puedo ver películas sangrientas que lo único que hacen es alimentar mis pesadillas y sin embargo sí puedo ver películas elegantes y sutiles donde lo que se remueve es mi conciencia.

GABI dijo...

No me leo el post porque aún no he visto la película y quiero verla.

Besitos!

P.D: Volveré cuando la haya visto.

l.e.linsay dijo...

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.

Angie dijo...

pues ya la he visto y me ha gustado bastante. Aunque he de decir también que me gustan más otras pelis de amenabar.

Tiene algunas tomas preciosas y muy originales. Y el tema de los decorados y la ambientación tambien me parecen excelentes.

Coicido con lo que han dicho por ahi... ver la biblioteca convertida en un gallinero.. ufff... sí que sobrecoge. Al igual que la impotencia de Hipatía al querer salvar obras del saber de valor incalculable y no poder.

Es impresionante también la pasión que siente por la astronomía y sus inquietudes por querer descubrir los enigmas del cielo. (gran historia de amor esa por cierto..)

Sí que es verdad que, después de 1600 hay cosas que no distan mucho a como son hoy. Qué pena, no?

Y la escena final... ufff.. qué dificil debe ser estar en la situación de conflicto de Davo cuando sostiene a Hipatia en sus brazos: dejar que maten a pedradas a la mujer de la que siempre ha estado enamorado o matarla él mismo de una forma menos dolorosa... Esa escena también me sobrecogió. Y por cierto,en parte me recordó a la decisión de Sophie.

En fin, lo dicho, que me ha gustado y a mi también me ha entretenido.

Besos. Angie.

Rebeca dijo...

Me fui a ver la peli antes de comentar. La verdad es que esperaba más, y más que en la lucha de la mujer por sobrevivir en un mundo destinado a los hombres, sobre lo cual Hipatia no parece tener mucho problema ya que todo el mundo la respeta, me pareció que la idea que se repetía era la del cristianismo, en este caso los malos no habían sido los judíos o los arabes, nos tocaba a los cristianos, y normalmente cuando alguien tiende a clasificar las cosas en buenas y malas no me gusta y eso me ha pasado con la peli, se me hizo repetitiva la idea de Hipatia en busca de la verdad del universo (tal vez porqué ya conocemos esa verdad), y el resentimiento de su esclavo no me pareció suficiente para no salvarla en el último momento, pero claro, se trataba de una historia real.

Darthpitufina dijo...

La película me gustó, es una buena denuncia contra la ignorancia y el fanatismo. Dice mucho que el personaje de Davo - el esclavo, guiño quizá a Medem con su Otto, el piloto? - renuncie a lo que sabe para seguir la fe católica, bastante más atrasada en cuestiones de ciencia.
Hipatia defendió el heliocentrismo, también diseñó el astrolabio, inventó un hidrómetro graduado para medir la densidad relativa y gravedad de los líquidos, impartía filosofía, y tal vez por eso el precio a pagar en aquella época fue la muerte tan horrorosa que le dieron.

Lo más curioso es que aunque los seguidores de Cirilo liquidaron toda huella de Hipatia, su discípulo Sinesio, convertido en obispo, conservara y propagara sus ideas.

De la escena final... es una licencia poética muy bonita pensar que no sufrió, la asesinaron con una horrible saña, arrancándola los ojos, la lengua, despedazando sus miembros y arrastrándola por la ciudad para finalmente quemarla.

La sensación de desamparo ante el las ideas radicales, creo que queda clavada; aunque también soy de la opinión que de esos 50 millones de euros que se utilizaron en la realización del film,no han sido todo lo bien aprovechados que deberían; falta tensión en ocasiones, falta quizá una mayor implicación.

Una sonrisa.

cristal00k dijo...

Había pensado en dejarte un largo comentario, pero la verdad..¿paqué?
Total, no han cambiado tanto las cosas para las mujeres.
Por otra parte, si a alguien de tu sensibilidad le ha gustado esa versión de la vida de la mejor discípula de Plotino, es muy probable que a mí también.
Gracias por la reseña.
Un abrazo Yandros.

Carlos dijo...

Te agradezco el enlace, que me ha permitido leer una mas que acertada crítica sobre la película.
Creo que coincidí con tu percepción al verla, corrígeme si me equivoco, pero mientras la veía no podía evitar que imágenes cercanas en el tiempo de quemas de libros por los nazis, de la represión católica durante la dictadura, de la barbarie taliban, y podría seguir desde la época de la película hasta nuestros días, sin olvidar que hasta no hace mucho la mujer no tenía voz ni voto. Aquellas banderas con el signo cristiano de la XP y el tal Cirilo arengando ¿qué difiere de las del s.XX con la svástica de fondo?
La perspectiva del mundo vista desde el espacio es genial. Amenabar creo que transmitía que la Tierra gira, el universo cambia, Hypatia, su curiosidad y ese afán y sobre todo ilusión que transmitía ya solo no al descubrir algo sino con la posibilidad de hacerlo, la libertad, frente a la ignorancia y borreguismo de algo tan facilmente moldeable como la masa.

Sí, coincídimos, sentímos rabia.

Un abrazo

Yandros dijo...

calpurnia: conciliar lo profesional y lo personal para una mujer sigue siendo dificil, cierto es. Pero al menos en algunas sociedades el ver a una mujer triunfando en parcelas antes reservadas para hombres, empieza a ser algo habitual
Capi: entiendo lo que quieres decir, quizás se podía haber hecho algo más, pero siempre le exigimos más a los mejores no?
S: todavia sin ir al cine?
Anónimo: para gustos colores...
Reithor: The orphan me la apunto aunque la señora del caos no es de género terror...
Claire: Es que nosotros tampoco hace tanto que estábamos así.
Ártico: tendré que leerme el libro aver...

Yandros dijo...

Menda: has leido sin ver la peli, si es que eres una cotilla redomada
Camaleona: Idem de anterior jajaja
Gabi: tu sin embargo puedes aguantar
Angie: Yo hubiera hecho lo mismo que Davo. Pero creo que no hubiera podido seguir viviendo a no ser para escribir toda aquella barbarie y preservar el nombre de Hipatia para la posteridad.
Rebeca: Su esclavo no podía hacer nada. En realidad, la salva de una tortura mayor porque pensaban descuartizarla viva. Y de hecho creo que así sucedió.
Darthpitufina: Vale, remito a Rebeca a este comentario para leer el verdadero final de Hipatia. Que horror
cristal00k: creo que te gustará, pero clavarás las uñas en el sillón de rabia e impotencia
Carlos: Ciertamente algo se ha avanzado, pero no tanto como creemos
Un saludo a todos

GABI dijo...

Ahora te contesto porque ya la he visto.

A mi también me ha encantado. Y sí, tienes razón, a mi también me transmitió rabia. Me hizo ver lo rídiculas e insignificantes que son nuestras disputas para el universo.

Vamos, que me encantó.

Besitos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails