sábado, 22 de enero de 2011

Tiempo de Cambios

Los últimos meses del 2010 han supuesto una vorágine de perspectivas de cambio en la Torre del Caos. Cuando más sucesos acontecen y más tengo para escribir, menos tiempo tengo de hacerlo. Es una ecuación odiosa, pero no por ello menos cierta.
Si leéis la introducción al blog, a la izquierda, comprenderéis la filosofía que intento instaurar en mi vida; lo caótico, lo desordenado, lo impredecible, no es sinónimo de malo. En el cambio está la oportunidad, la evolución, el salto cualitativo. No siempre es así, y a veces los cambios son a peor. Por eso hay que lucharlos, no hay que dejarse vencer por la desidia o el pesimismo.
La crisis de la que tanto se habla en los últimos años y que amenaza con instalarse para siempre en nuestro día a día ha comenzado a afectar también a la obra civil, y por ello, la Torre ha de ajustarse a los tiempos venideros...
Y ahora tengo que dejar mi tierra, la de la bandera blanca y verde, la de los pueblos encalados, agricultores incansables, y pescadores curtidos. Nací entre olivos, me crié a la orilla del Mediterráneo y me formé bajo la atenta mirada del Veleta. Mi vida ha transcurrido entre Sierra Morena y el Mediterráneo, con sabor a gazpacho y a pipirrana, a sardinas y abadejo, a migas con chorizo y plato alpujarreño. Mi vida huele al alpechín de las fábricas de aceite, al viento salado de la costa, a naranjas del valle del Guadalquivir y al embrujo del Sacromonte. Mi vida es del color de la tierra jienense que me vio nacer, del azul de las playas de Estepona que me vio crecer de niño a adolescente, y del blanco de Sierra Nevada que me vio pasar de adolescente a adulto.
Y en cada rincón de Andalucía guardo recuerdos: de las playas de Huelva, de los carnavales de Cadiz y de sus pueblos blancos, del sol revitalizante de mi Málaga querida, del olor a azahar bajo la giralda de Sevilla, de la amable gente de la campiña de Córdoba, del calor de la familia de Jaén, de las negras arenas de la costa de Almería y del sabor de la Alhambra en las noches de verano.
Por eso, romper con mi historia no va a ser fácil. Dejar atrás más de treinta años de mi Andalucía no es un paso fácil. Pero es necesario.
Que nadie entienda esto como un estado de nostalgia y melancolía que me impedirá avanzar hacia el futuro. Afronto con ilusión una nueva etapa sabiendo que nunca abandono mi tierra porque ella vive dentro de mí y a la vez dejándome llevar por nuevos sabores y sensaciones.
Siempre me gustó Madrid.
Ahora toca escribir sobre tí...







15 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Cuando no queda otra, hay que emigrar... Yo me lo planteo a veces, sobretodo cuando me llegan ofertas de trabajo de Francia (que no acepto por mi nivel de francés)

Muchísimo ánimo y un beso. Siempre podrás volver de visita :)

Rebeca dijo...

Querido Yandros, que razón tienes cuando dices que a la vez que se suman los acontecimientos y las cosas que uno debería escribir menos tiempo tiene uno, el caos necesita de nuestra atención.
Viendo tu trayectoria seguro que esto es un reto para ti y estoy convencida que lo afrentas con ilusión de lo nuevo y con la sensación de la oportunidad.
Respecto a tu descripción de Andalucia creo que da hasta para una preciosa letra de canción, me has recordado a Francisco cuando sacaba del pecho eso de Latino y nací en el Mediterráneo.
Sólo tengo que desearte mucha suerte y sigo leyendo de Madrid y de otros mundos paralelos.

Savia dijo...

Madrid es apasionante. Todo el que llega se queda. Madrid es mi ciudad, y aunque traten de demonizarla, es el lugar más entrañable y autentico del mundo. En cuanto a cultura no tiene nada que envidiar a nadie, en cuanto a sus gentes es unica. Su flora y paisajes no tienen competidores. Sus calles y barrios tienen su propio sabor, y singularidad. Dicen que de Madrid al cielo y no exageran. Malaga es mi segunda ciudad preferida. Tiene algo que ver con lo que soy.

Yandros dijo...

Ichi: En el cambio está la oportunidad
Rebeca: Llevo estos últimos cuatro meses viviendo en Madrid. De hoteles y demás, hasta poder consolidar el cambio. Tienes razón, tengo ilusiones renovadas y creo que en todo cambio hay algo provechoso que sacar. Por lo pronto mi mujer estará cerca de su familia...
Savia: Madrid me encanta, por ahora. Espero no decepcionarme. La gente es amable, educada, aunque hay de todo como en todos sitios. Yo creo que si uno se adapta bien al ritmo de la ciudad, es un lugar precioso para vivir.

Abrazos a todos

Anónimo dijo...

I love torredelcaos.blogspot.com! Here I always find a lot of helpful information for myself. Thanks you for your work.
Webmaster of http://loveepicentre.com and http://movieszone.eu
Best regards

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues que sea para bien :D

Sara dijo...

Mucha suerte, Yandros, en esta nueva aventura que has iniciado y que estoy segura te reportará cosas muy buenas. A mí el cambio me tocó al revés, dejé Madrid para venir a Málaga y aquí me quedé, creo que para siempre, aunque eso nunca se puede decir.

Te encantará Madrid, es una ciudad que engancha y que te hace sentir libre. Aunque a mí me pasa, cuando vuelvo a Madrid en vacaciones, que me sorprendo mirando por la ventanilla hacia la carretera, esperando ver por alguna parte el mar.

Muchos besotes y saca tiempo de donde puedas, que se echan de menos tus letras.

Besotes

FBM dijo...

Se te echaba de menos. Hacía tiempo que no escribías.

No sabía que fueras de Jaén. Yo nací en Úbeda. Ahora vivo en Madrid. Igual nos vemos algún día.

Mikel Robles dijo...

Querido Yandros. Gracias por este texto tan hermoso y tan poético. La vida a veces nos obliga a transplantarnos, aunque siempre está bien tener claro donde están nuestras raíces. Será un placer tenerte cerca, y seguro que Madrid te aporta muchas ideas para regalarnos en forma de versos y reflexiones. Me encantará compartir contigo el suelo y el cielo de Madrid, y enseñarte alguno de mis rincones preferidos. Hasta pronto.

Oscuro dijo...

En Madrid encontrarás tu casa, eso seguro. Si algo tiene Madrid de bueno es precisamente eso, que todo el mundo se siente pronto como en casa.

Suerte en tu nueva vida

algalan dijo...

Otra cosa positiva y mucho: Como ya comentamos, el que ahora viváis en Madrid hará posible que nos podamos ver más.
Para mi Madrid ha sido muy importante en mi vida. Como ya sabes, mis hijos tienen sangre madrileña. Aunque no la cambio por mi tierra (porque soy muy cerrao) y porque por suerte por ahora puedo permanecer aquí, sin duda si tuviera que cambiar de ubicación y pudiera elegir eligiría Madrid.
Lo que son las cosas, aunque ahora nos separen más kilómetros, estaremos más cerca. Estaremos en contacto. Un abrazo.

Claire dijo...

Seguro que os adaptáis estupendamente a Madrid. Yo veo lo excitante de lo nuevo, las sorpresas que están por llegar, la aventura de lo desconocido. Estáis juntos y seguís avanzando. Que disfrutéis de esta nueva etapa.
Un abrazo.

Reithor dijo...

Buenas, cuanto tiempo...

Yo emigré bastante más lejos durante unos cuantos años, fueron muchos cambios y se asentaron muchas bases para comparar con argumentos. En cualquier caso, bienvenido a este lugar, cuidate de Doña Espe y compinches.

Una buena descripción de lo que te vas a encontrar.

Carlos dijo...

Recuerdo de entre la bruma, cuando regresaba en coche desde Madrid, ver aparecer bajo las cumbres de Despeñaperros el cartel que ponía Andalucía.
Para sentir tal emoción hay que entrar por esa carretera (el Ave y el avión no es lo mismo :p) y comprobarás que existe (no tiene deefinición) un algo, y Madrid lo tiene también, que te impregna, que convive y desapercibido te invade.

Y es para siempre.

Además desde la torre podrás ver ambas tierras :)

Un abrazo y feliz estancia!

Camaleona dijo...

Si hay alguien capaz de convertirse en puro movimiento, eres tú...
Adoro tu tierra y casi ni la he pisado, y esa descripción aún me hace amarla más...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails