sábado, 1 de agosto de 2009

The Boss


Sólo el Jefe se atreve a dar un concierto de tres horas seguidas bajo el calor sevillano sin parar de correr y saltar por el escenario. Admito que nunca he sido un gran fan de Bruce, aunque tengo algunas de sus canciones entre mis preferidas, más por desconocimiento de sus trabajos que porque no me gustaran. Pero, como dice mi mujer, es una verdadera banda de Rock. Sin matices. Un jefe puede ser jefe de muchas formas, pero sólo consiguiendo el respeto de los suyos será un verdadero jefe. No se hace un jefe por linaje, por miedo o por imposición. Se hace desde la humildad y el saber valorar el esfuerzo y el trabajo de la gente que te sustenta como jefe.
Bruce comenzó tocando "Sevilla tiene un color especial" con el acordeón, y así se ganó al público desde el primer minuto. Tres horas de música hicieron temblar el cielo de Sevilla, orgulloso de que una de sus estrellas hubiera bajado a la Tierra a rociarnos con su esencia. Y nos olvidamos de los cuarenta grados del día para refugiarnos en los mil grados de la noche. Un gesto tan simple como coger a un niño en brazos y pedirle algo de la bolsa que estaba comiendo terminó de rendir a su público, porque un Jefe tiene que llegar dentro de tí, tiene que ser real, tiene que ser humano y no acabar endiosándose y mirar desde arriba al público que lo ha creado. Por eso Bruce bajaba constantemente a sentir el calor de la gente, los animaba, los saludaba, recogía sus pancartas y los jaleaba continuamente para que nada enfriara esta ya de por sí calurosa noche veraniega.
Al salir del concierto caminamos por la Avenida Torneo, al frescor del Guadalquivir, imaginando los ajetreos comerciales del glorioso siglo XVI para perdernos definitivamente por el barrio de Santa Cruz. Sevilla tiene un color especial. Pero además esa noche del 28 de Julio Sevilla brilló con luz propia, porque una estrella inmensa bajó a inundarla de magia.

15 comentarios:

marga dijo...

Mañana está el Boss aquí, en Galicia, es el concierto más importante de mi vida!

Saludos Yandros!

Menda dijo...

Snif, qué envidia.......

S. dijo...

que has estado en sevilla y no me has dicho ná?y encima viendo al jefe?al lao de donde yo estaba?no tienes perdon de dios malvado!
todo bien?muchos dias si decir nada!

Capitán Clostridium dijo...

Y yo que tengo Sevilla a dos pasos. Cojo el barco y subo el río Guadalquivir.
¡Qué envidia!

El Titanic, también se hundió dijo...

jajja.. que bueno... tu hablando del Boss... y yo unas horas antes... del Jefe... anda aunque solo sea por la gracia de la coincidencia... pasa por mi blog!.. jajaja

Angie dijo...

y quería haber ido y me quedé sin entrada, jo!!!

que has estado en sevilla y no me has dicho ná??? te retiro mi amistad bloguera, que lo sepas!!! jajajaja...
(que sepas que yo os hubiera llevado a tomar una copa en un sitio más que espectacular que no conocen muchos turistas..)

S... no me jodas que tú eres de sevilla???? y no me has dicho na tampoco! desde luego, tener amigos bloguero pa esto, vamos... jaja..

Un no beso. Angie.

Anónimo dijo...

como que me retiras de mi amistad bloguera?chaquetera!ajjajajjajaj
S.

Darthpitufina dijo...

O.O Desde pequeña le admiré...
(Born in the USA fue mi primera elección musical independiente)

Wow...qué afortunado eres...

GABI dijo...

Uy uy...YANDROS visitando Sevilla y sin avisar a los blogueros sevillanos....ay que ver ay que ver...me uno a la indignación de S. Hay que avisar cuando uno visita la ciudad en la que existen blogueros conocidos....faltaría más.

Capitán Clostridium dijo...

He inagurado el nombramiento de "Polizón en travesía", inspirado en el Pecador de la semana de S., y que puede durar unos días o una semana, según el viaje ("Comunicados y Palabras de un Viejo Capitán")

Y esta travesía te ha tocado a ti. He elegido la entrada "Grandeza" porque me gustó muchísimo, aunque bien podía haber elegido otra tuya, pues todas las caotizaciones de la realidad han sido de calidad.
Por cierto, si tienes alguna que prefieras especialmente, dímelo y cambio la que elegí.

cristal dijo...

Sí, Yandros, el Jefe es capaz de todo eso y lo que se proponga. Tuve el privilegio de verle en una actuación en Madrid y, a pesar de tener un terrible dolor de muelas, consiguió que me olvidara de él durante todo el tiempo que duro la actuación. Tengo una hermana que vive en Aracena que estuvo en Sevilla y me ha contado lo mismo que tú. Si Sevilla tiene magia ya de por si, esa noche tuvo que ser maravillosa. Un abrazo fuerte.

calpurnia dijo...

hola!!

¿sabes? el domingo estuvo actuando en Santiago y todo el que fue salió levitando, dicen que estuvo genial!!! lo único chungo fue la organizción de la entrada al recinto, que al parecer ser, fue un poco caos, armándose algún que otro pollo, por lo demás, todo el mundo más que encantado.
Yo quería ver este mes a otro de los grandes que también está "girando" por Spain, Leonard Cohen.....pero......... nada, sin entrada que me he quedado para su concierto de Vigo. Otra vez será.

besos

Camaleona dijo...

Envidia cochina es lo que siento cuando leo tu post... a mí que me encantan los directos... quiero ver a uno de los grandes... para disfrutar no sólo de la música, sino también del espectáculo y de la persona.

Anónimo dijo...

de vacaciones no pelandrusco?
S.

cristal00k dijo...

¡Vive Dios! (es un decir, en plan literario) No tengo remedio, lo sé.
Pero ¡vive dios! que envidié a los sevillanos por ese conciertazo del Boss. A ver si hay suerte y pillo tribuna para el próximo, en el San Jordi, que ya no estoy para pista... ains...
Besos Yandros.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails