jueves, 20 de agosto de 2009

Horror


Una ráfaga de aire gélido petrificó su rostro, dejando, para siempre, aquella imagen congelada en su memoria, mientras una multitud de almas quedaban carbonizadas en una fracción de segundo, mientras millones de seres, algunos aún por nacer, quedaban condenados a sufrir las consecuencias de la capacidad del ser humano para destruir.
Nunca supo de donde surgió ese huracán helado en el interior de una cabina presurizada, irónica contradicción del fuego infernal que acababa de desatar.Pero el caso es que aquella imagen, aquel gigantesco hongo maldito, aquel paradigma del horror, aquel holocausto infinito que sesgó el destino de tantas vidas, lo perseguiría para siempre acompañado del eco desgarrador de una muerte colectiva...
El Enola Gay se alejó de Hiroshima dejando tras de sí la estela de lo incomprensible...


17 comentarios:

El Titanic, también se hundió dijo...

La facilidad que tiene el hombre para matar al hombre, es un tema que me apasiona... ¿existe alguna otra especie con tanta voracidad contra si misma, como tiene la especie humana?

Alfonso dijo...

El recuerdo persigue al Enola Gay y nos persigue a todos. Qué curioso, para mí de pequeñajo Enola Gay, antes de saber lo que fue, era una canción bonita.

Rebeca dijo...

Creo que en las clases de historia este fue el capítulo que más me marcó, bueno esto y el holocausto judío.
Primero el miedo extraño que tenemos a lo diferente y luego como dice Titanic nuestra capacidad de matar a nuestros semejantes a sangre fría.
Cuando llega agosto siempre recuerdo la bomba atómica y siento un pequeño estremecimiento en mi interior.

Menda. dijo...

(Ya has puesto a Fito!!!!!!). Creo que esa lamentable imagen del hongo quedará plasmada en nuestras retinas para siempre.

Capitán Clostridium dijo...

http://www.goear.com/listen/c1e70fe/Enola-Gay-o.m.d.---orchestral-manouvres-in-the-dark

Terrible, horrible y temible. Una pesadilla.

El otro día sucedió mi segunda peor pesadilla (¿o es la primera?), hubo un terremoto de 4.5 en la escala Ritcher en alta mar, cerca de Ciudad Salada. Con lo que podría suponer eso...

isis de la noche dijo...

INCOMPRENSIBLE..

De lo que es capaz el ser humano..

Ojalá algún día seamos capaces de generar una inmensa reacción en cadena de amor.

un abrazo..

Yopopolin dijo...

buff, impresionantes palabras que describen el horror a la perfeccion.

El ser humando me sigue dejando con la boca abierta, tanto para lo bueno, como para lo malo, para hacer atrocidades, desgraciadamente, seguimos siendo los primeros...

Angie dijo...

uff! es abrumador la maldad que puede llegar a existir en los corazones humanos! Auqnue esos hombres seguro que no tenían corazón..

Tus palabras, no pueden describir mejor el significado del horror!

Un beso. Angie.

Perséfone dijo...

Me estreezco con la sola idea de imaginar la escena, sus consecuencias, el miedo de los que lo sufrieron, el dolor, la desolación...

Ojalá jamás se vuelva a repetir aquello, aunque a nuestra capacidad de hacer daño se le debería sumar la de tropezar dos, tres y las veces que hagan falta con la misma piedra.

Buena entrada.

Un saludo.

Yandros dijo...

Titanic: Nos comeremos a nosotros mismos?
Alfonso: y que no muera el recuerdo, para que sólo quede ahí...
Rebeca: En la historia, cuanto más reciente, más nos impresiona por lo cercano. Pero holocaustos ha habido muchos, pueblos sometidos han existido siempre y existen en la actualidad, a espaldas de este mundo global
Menda: Lo dicho, que nunca se nos olvide lo que podemos desencadenar
Capitán: A lo mejor no hace falta un terremoto Capi no es por meter miedo. ¿Que le ocurriría a la bella ciudad salada si el polo norte se funde?¿Habrá que celebrar chirigotas y comparsas bajo el mar?
isis: y que nos contagie a todos!
Yopopolin: también somos capaces de grandes cosas, pero de eso ya se habla mucho verdad?
Angie: Si tenían corazón, pero bombea veneno, no sangre
Perséfone: Yo no quiero ver como tropezamos de nuevo, a lo mejor un día no nos levantamos...

Rebeca dijo...

Lo sé Yandros, lástimosamente tenemos muchas cosas malas a la espalda que contar sobre la humanidad, pero supongo que cuando más lejos menos responsable se siente uno, en cambio, en los tiempos modernos todo lo que se haga mal me hace sentir culpable, porqué creo que soy tan responsable como los ejecutores por ser tan idiota de no mover ni siquiera un dedo.

GABI dijo...

A mi me sobrecoge pensar en tanta destrucción y horror. pero lo realmente terrorífico es saber que esto es capaz de hacerlo el ser humano.

Besitos!

cristal00k dijo...

Buff ¡que mal cuerpo se me acaba de quedar, niño!
Y que poco hemos aprendido desde entonces. Cualquier día...
En fin, besos y felices días Yandros.

Reithor dijo...

vaya donut más tóxico ha dejado el Gay ese...

Estos lamentables sucesos y sus consecuencias no han de olvidarse nunca, es la única manera de evitar que se repitan.

Carlos dijo...

Hola Yandros, bienvenido a Cuentacuentos!
Estremecedor relato que nos hace por la fuerza que transmite ser testigos de ese momento.

Dicen que fue para salvar vidas

y... aún hoy en día hay quienes harían lo mismo en conflictos actuales, ya por "salvar vidas" ya por atentar contra ellas.

Yandros dijo...

Rebeca: Es dificil para el pez salirse del agua. Por eso no podemos salirnos de nuestra sociedad, tendriamos que aprender a respirar de otra forma
GABI: También es capaz de grandes cosas, pero sobre eso ya se escribe mucho jeje
cristal00k: me pregunto si algún día alguien no lo recordará y tendremos que revivirlo
Reithor: Y aun así...
Carlos: El horror no es sólo sesgar la vida de tanta gente de un plumazo. Es condenar a los que ni siquiera han nacido. No me parece una buena manera de salvar vidas, que hipócritas
Un abrazo a todos!

Angie dijo...

uyssss, claro que conocía yo tu sección de minicuentos! ya me los había leído casi todos!

Bueno me voy, que es mu tarde ya..

besos. Angie.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails