sábado, 22 de agosto de 2009

Correr


Cuando somos pequeños nos enseñan a andar. Queremos dar los primeros pasos con fuerza y con determinación, pero vacilamos, caemos, tropezamos, y nos levantamos con energía e ilusión.
De pequeños no queremos crecer, queremos seguir siendo niños, jugar siempre para jamás adentrarnos en ese mundo de adultos de reglas extrañas. Pero inevitablemente crecemos, y entramos en el nuevo juego, aquel de reglas extrañas, aquel de leyes a veces ilógicas. Y ahora ya no se trata sólo de jugar. Hay que ganar. Ya no vale titubear al andar, hay que correr, avanzar y en esa carrera loca a veces olvidamos mirar atrás o a los lados porque no tenemos tiempo, la meta está allá, a lo lejos, aunque nunca la veamos...
Pero quizás sea mejor descansar de vez en cuando en uno de los laterales del camino, viendo lo absurdo de esta carrera desenfrenada. ¿No será buena idea preguntar a aquellos que ya han corrido mucho? Ellos siguen sin ver la meta, pienso yo.
A veces miro hacia atrás y siento nostalgia de la simpleza de las leyes de la infancia, a veces veo la gente pasar en una carrera loca, dándose codazos y empujones.
Y al correr, las caídas son más duras, y cuesta más levantarse.


16 comentarios:

El Titanic, también se hundió dijo...

El sistema es una mierda?
A) SI
B) NO...Elejí A)
Puedo cambiar el sistema?
A) SI
B) No...Elejí B)
Quiero salirme del sistema?
A) SI
B) No...Elejí B)

Corre, corre, corre...jodía vida.

Andrea dijo...

Por eso ya no corro más, he parado y observo a los que pasan corriendo a mi lado, he parado cuando asumí que el sistema es una mierda, está en nosotros saber caminar y dejar de correr, se puede si realmente lo deseas. Un abrazo Yandros, una buena reflexión :)

Capitán Clostridium dijo...

Como siempre complementarios. Tu torre, reflexionando sobre andar; y mi barco reflexionando sobre nadar.
como me dijo D. Miguel Cobos en mi blog: nadar y andar, sólo cambia el orden de las dos primeras letras.

Saludos, desde mi océano vacacional.

quierodormir dijo...

Me has hecho pensar.
Quizás yo corría demasiado, tanto que no vi el agujero donde caí. Ahora, ya camino más despacio.

GABI dijo...

Ay YANDROS, como sabías que no iba a aguantar hasta el 31, eh?

Te entiendo, yo también añoro mucho la niñez, esa sencillez, ese mundo que cuando se torcía se solucionaba simplemente con tu vaso de colacao o cuando tu madre te decía que no te preocuparas....

Yo tampoco entiendo porque la gente corre tanto, si la vida es el camino que hay que recorrer hasta la meta, ¿para qué ir corriendo? Entonces no disfrutarás de nada.

Besitos!

Menda. dijo...

Pero hay que hacerlo, querido Yandros,levantarse y seguir......

cristal00k dijo...

No hay destino, solo camino. Todos lo sabemos pero vivimos como si no lo supiéramos. No nos educan para plantearnos esa búsqueda interior. Y, a muchos, como a tí y como a mí, no nos sirve la falacia manipulada y falsa de religiones varias.
Por eso, a veces, según va llegando la madurez, el mundo nos puede llegar resultar un lugar incomprensible e inhóspito.
Moraleja:
Hazte con unos buenos zapatos, y te deseo que encuentres tu nube azul.
Besos Yandros.

Reithor dijo...

La tecnología y su doble filo es lo que tiene... las ventajas de lo instantáneo, los inconvenientes del estrés. Imaginate a Felipe segundo esperando noticias desde Santo Domingo (entonces la Española), le daba tiempo a irse de caza unos meses hasta recibir respuesta. Aunque eso le gustaba más a su hijo.

Por cierto, la meta es la misma para todos, y solo hay dos premios. Una caja grande de madera, o una pequeña de cerámica. Así que ea, a disfrutar mientras se corre no tan deprisa.

Nadia dijo...

No me hagas correr que vengo de vacaciones.
Ya estoy de vuelta, a correr, pero sin dar codazos, eso se lo dejo a otros, y si me canso a descansar un rato...
Saludos vecino!

S. dijo...

que enfadada me tienes señorito

Rebeca dijo...

Ey! es el cumple de S. deberías enviarle tu foto vestido de mariachi! jumm!

Anarquista dijo...

Cuanta razon tenes... de grandes los golpes son mas fuertes y cuantas veces nos cuesta mucho levantarnos, y de las heridas de esos golpes cuesta mucho recuperarse.

Besos!!!


Jo

Yandros dijo...

Titanic:joder no hay c?
Andrea: a mi la marea me arrastra creo
Capitán: Que los influjos de la alhambra te inspiren nuevas aventuras!
quierodormir: al menos ya sabes que hay trampas por ahí!
Gabi: yo creo que porque creemos alcanzar premios constantemente.
Menda:faltaba más!
cristal00k: de vez en cuando me subo a la nube. Todo se ve mejor desde aquí!
Reithor: Elijo la pequeña de cerámica!
Nadia: intensas vacaciones vecina! Feliz vuelta a la realidad de un mundo vertiginoso!
S.: Yo es que soy de poco felicitar pero bueno; Felicidades cumpleañera enfurruñada!
Rebeca: que yo soy un señor!
Anarquista: Pero aprendemos verdad?
Un abrazo a todos!

Anarquista dijo...

Claro que aprendemos y mucho!

Gamar dijo...

El destino es el arco iris, y como sabemos, no se alcanza por más que uno corra. Pero hay cosas que no se pueden contar, sólo los años nos van a enseñar.
Saludos desde muy lejos

Rebeca dijo...

¡cuánta nostalgia! era tan fácil la vida antes ¿verdad? pero ahora toca levantarse una y otra vez, y las que hagan falta, y correr, correr, ignorando las heridas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails