domingo, 25 de abril de 2010

Donde mueren las mariposas

(Nota: El relato pierde mucha fuerza si no se escucha la canción de la cabecera)

Las normas dejan de tener sentido cuando las contemplas desde la desesperación. Supongo que muchos lo han intentado antes que yo, pero la fuerza de la esperanza debilita la razón. Una pequeña luz, un destello lejano en medio de esta oscuridad indescriptible es todo lo que necesito para seguir caminando. Estoy vigilado, pero me siento más listo que ellos, más fuerte que todos, invencible, indestructible…
Hace décadas que se restringieron los viajes al pasado, siendo ahora reductos de una época dorada en la que el ser humano viajaba a contemplar la verdad de la historia. Visto desde la retrospectiva que nos brinda el presente, el ser humano fue muy ingenuo al suponer que la posibilidad de volver a vivir el pasado no supondría un paso atrás para la humanidad; las personas no dejaban atrás sus recuerdos, querían revivir una y otra vez aquellos momentos felices con sus familiares y amigos, querían recrearse una y otra vez en un pasado muerto. El ser humano necesita seguir adelante, y es la distancia en el tiempo la que pule nuestros recuerdos para que sus aristas no sigan desgarrando los hilos de nuestra alma.
Muchos intentaron saltar la barrera, trastocar el pasado, influir en él a pesar de la campaña de concienciación social y la multitud de ejemplos gráficos que mostraban las catastróficas consecuencias de modificar el pasado. “El batir de las alas de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo” era una frase acuñada en la sociedad Pretemporal para describir una de las premisas fundamentales de un sistema caótico. Cualquier variación en las condiciones iniciales de un sistema caótico puede implicar que el sistema evolucione de forma totalmente diferente.La humanidad no estaba preparada para viajar sin dolor por la escala temporal, y quedaba anclada en sus recuerdos, de una forma mucho más viva que en cualquier otro momento de la historia. Los intentos de saltar la barrera energética que separaba el observador de la realidad muerta se multiplicaban, y no hubo más remedio que restringir el acceso tan sólo para estudios históricos de vital importancia…
Me ha costado quince años. Estudiar Historia, hacer el Doctorado, crearme una fama mundial, una reputación intachable, mientras estudiaba Ingeniería Temporal. Todos creen que soy un genio pero la gente no sabe de lo que es capaz el ser humano cuando tiene un objetivo claro. Lo abandoné todo para alcanzar mi meta. Aún la sigo recordando como el primer día. Y sin necesidad de viajes temporales escucho el eco de su risa melódica en mi cabeza, la luz de sus ojos perfora mi alma herida, que no ha dejado de sangrar. La esperanza de recuperarla se hace más fuerte porque mi lógica, ahora irónicamente irracional, me dice que el destino no debe ser tan cruel como para permitirme llegar hasta aquí sin recompensa. Tiemblo sólo de pensar en escuchar palpitar de nuevo su corazón junto al mío. No me importan las consecuencias; ella murió en el tiroteo que por accidente sesgó su vida cuando perseguían a aquel viajante temporal. El último que intentó saltar una barrera temporal. Nadie la recuerda. Los “daños colaterales” son rápidamente olvidados, pero sus ojos vidriosos antes de morir aún estrujan mi corazón hasta exprimir la última gota de sangre, su último suspiro entre mis brazos aún perdura en mi recuerdo, aislándome de toda realidad y día tras día me he levantado con la misma esperanza; volver a escuchar su voz, volver a sentir su aroma, su aliento, sus besos. Cada día me he levantado con la esperanza de volver a vivir y abandonar este oscuro sendero de eterno dolor.No temo al caos. Me he convertido en un ser egoísta e irracional. No me importa que una insignificante mariposa acabe con la humanidad si con ello vuelvo a escuchar su voz.
Estoy frente a la barrera temporal generada para mi propio estudio, estoy en el instante antes del tiroteo y ya nos veo paseando despreocupadamente. Su risa, siempre su risa inocente y angelical...Es el momento. Quince años para un segundo. Enciendo mi anulador de campos temporales y con la mano derecha apunto a la cabeza del francotirador. Quizás todo siga igual, quizás todo cambie…pero mi mariposa volverá a batir sus alas…

24 comentarios:

X dijo...

Tal vez lo mejor que has escrito hasta la fecha.

Yandros dijo...

Todo un honor viniendo de tí, X
Un abrazo

Ártico dijo...

Joder, pedazo historia. Hacía tiempo que no leía nada que me atrapara de principio a fin. Y Muse es Muse, un gran grupo que le da fuerza a todo.

Angelical dijo...

Pues yo le he acabado cogiendo mania a las mariposas de este relato.
Que nooooooo jajjajjajja que me encanta ver como te superas y que por muy complicado que parezca, siempre eres capaz de llevar los retos a tu terreno.
Beoso angelicales ;)

Claire dijo...

¡¡Que emocionante..!! Un relato maravilloso. Que miedo da perder a nuestro ser más querido, y que cierto es que haríamos lo que fuera para recuperarlo...
Maravilloso Yandros. Me ha encantado.
Un abrazo.

ZenyZero dijo...

Algún día se prohibirá eso porque no dejaremos ni un espacio del pasado que recorrer. Hay tantas cosas que rectificar...
Muy ocurrente. Me ha gustado.

UN abrazo
Chuff!!

barbaria dijo...

..y todo por amor...

FBM dijo...

Tienes razón: es muy peligroso remover el pasado, pero si es por amor... Lo malo es cuando se remueve por odio.

Martha dijo...

El ser humano es egoista por naturaleza...y cuando se trata de si mismo, de su propio dolor, las mariposas le importan una mierda.


El relato, simplemente genial! ^^

Carlos dijo...

Muy bien escrita Yandros!
Fluida narración, tal como el acelerador de partículas que aunque no se mueve del mismo lugar,como el narrador, tiene el poder de traspasar el tiempo, y consigues que lleguemos a ese instante previo, a soñar con que tal momento sea posible. Y entonces será el caos, porque como bien dices, importarán poco los daños si se recuperan aquellos recuerdos.

Enhorabuena quillo! Un abrazo

Camaleona dijo...

Eres grande. Mi admiración.

Nadia dijo...

Precioso vecino!Sí señor!

No sé si todo vale por amor, pero casi todos haríamos lo mismo.

Un beso!

S. dijo...

Todo vale?noooooo
Precioso relato

Angie dijo...

pues a pesar de haberlo leído sin que sonara la música (no sé por qué no me funciona al darle a play) no ha perdido fuerza, vamos,que me ha encantado!en este relato se ha dejado ver el Yandros caótico que siempre está inventando e imaginando viajes al futuro, al pasado, traslaciones temporales, etc (me acordé mientras lo leía de Elsa y Erik, los recuerdas? jeje..) y el Yandros romántico que tan bien sabe hablar de emociones, sentimientos y de amor, mucho amor! ¡Buena mezcla, sí señor!

cuántas veces no habremos deseado todos poder cambiar alguna cosa de consecuencias fatídicas volviendo atrás en el tiempo! Pero quién sabe si hacer eso, quiza, traiga nuevas consecuencias más fatídicas aún....

Un beso. Angie.

Abril dijo...

Genial Yandros, me ha atrapado tu relato, con una fuerza impresionante, la de Muse!!!

un beso

Sara dijo...

Qué maravilla, me ha encantado!! :o

xrisstinah dijo...

Precioso.
Te regalo mi reloj de arena, que también acelera partículas de tiempo, aunque lleguen al mismo sitio.

LILIT dijo...

glups...
toy sin palabras,

llegué aquí casualmente mientras comentaba a Angie que si me recomendaba algún blog...que estaba un poco perdía últimamente y sin ninguno que me enganchara...y adivina de quién me habló,

y me enganchó desde la primera letra!!

volveré seguro, buena mezcla de fantasía, realidad, ilusión, agonía, alegria....ufff, muchas cosas.

Angie dijo...

te puse por las nubes, que lo sepas!!! y sin esperar ningún regalito a cambio ni nada, que conste, eh? jajajajajja...

Yandros dijo...

Ártico: Muse es muse. Tengo varias cosas pendientes con canciones de Muse
Angelical: Las mariposas no hubieran nacido de no ser por una institutriz que propone retos tan complicados jajaja
Claire: Me alegro de haber transmitido esa fuerza, gracias por tus palabras
ZenyZero: Chuf! Y ya estamos en el pasado jajaja
Barbaria: Acaso hay mejor motor?
FBM: Es una excusa aceptable verdad?
Martha: Yo no lo habria dicho mas claro jajaja

Yandros dijo...

Carlos: Ya ver quien ordena el caos!
Camaleona: La Torre es grande porque sus visitantes la hacen grande
Nadia: Al menos lo intentariamos!
S: Quien le pone limites a lo que vale y lo que no ?Jejeje
Angie: Apuesto a que esperáis una segunda parte con las consecuencias...quien sabe jejeje
Abril: Siempre insisto en que se escuche la música que acompaña porque el relato parece mas vivo
Sara: Gracias cuentacuentos!
xrisstinah: Bienvenida! Reloj de arena? Hummmm lee el post anterior a este jejeje
Lilit: Creo que Angie es la bloguera que mas gente a traido a mi blog, siempre tan cumplida ella! Me alegro que no hayas salido disparada ante tanta paranoia, espero que los peldaños de la Torre te muestren cosas tan extrañas como ésta
Angie de nuevo: No se si merezco tanto halago...bueeeeeeeeno vaaaaaaaaale jajajajaja

Angie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angie dijo...

a sí que soy la que más gente te ha traído al blog? eso se merece un algo, no? no sé, un premio a la mejor rrpp, ser la protagonista de unos de tus relatos, un coche nuevo, un viaje a la playa, jajaja...

Alice dijo...

hermoso sin duda, una gran manera de conmoverme. Te felicito realmente:) un beso y espero que sigas asi, escribiendo, se te da muy bien y te mereces cada alago. Un beso:)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails