domingo, 8 de marzo de 2009

Los Eternos

Este relato es continuación de "El Gran Colapso"
La llegada de los Eternos supuso un punto y aparte en la historia de la humanidad. Afortunadamente. Según cuenta Bisab, la Década Negra había hecho estragos en la sociedad mundial; guerra de guerrillas constantes, lucha entre grupos humanos por consolidarse en las ZEC y migraciones por doquier habían hecho de la sociedad humana un caos en constante declive...
Los Eternos llegaron a finales de la década de los 20, hará unos 80 años, cuando Bisab ya había sobrepasado el medio siglo. El nombre de Eternos no queda muy claro de dónde vino. En realidad no son Eternos, pero su forma de vida, la conexión entre sus miembros, daba a entender que aún a pesar de la muerte de uno de sus miembros, algo vivo de él quedaba en el resto.
Los Eternos llevaban siglos observándonos. Hay quienes aventuran que algo tuvieron que ver en la formación de vida en la Tierra, pero que aún no estábamos preparados para escuchar toda la verdad. Nuestro orgullo, prepotencia y supuesta superioridad ya sufrieron bastantes desagravios tan sólo con su llegada.
Pero analizada retrospectivamente, era necesaria esta llegada. Gracias a ello cambió la mentalidad combativa de nuestra especie, al darnos cuenta al fin de que sólo erámos una mota entre miles, una célula que formaba parte de un organismo mucho mayor. El Hombre por fin levantó la cabeza hacia arriba y no vió solo estrellas, sino miles de ojos que los observaban con esperanza. Porque los Eternos aman la vida y adoran la inteligencia, y se apenan de un mal uso de la misma. Saben que la inteligencia es una peligrosa arma que mal enfocada provoca la autodestrucción. Y sólo intervienen en contadas ocasiones, y la nuestra fue una de llas, porque tienen la intuición de que el ser humano podría jugar un papel importante en un futuro muy lejano, ya que posee potencial para desarrollar grandes cosas. Aunque ese potencial se vea desperdiciado constantemente.

El Bisab fue uno de los pocos que tomaron contacto con los Eternos. Poco a poco, los avances en la medicina han alargado la vida media del ser humano, pero todos sabemos que es algo sobre lo que no podremos avanzar más hasta que no colonicemos las estrellas. Sólo unos cuantos elegidos como Bisab son seleccionados para llegar a la barrera de los doscientos años; sólo aquellos que aún tienen mucho que aportar al bien global.

El Bisab me abre la puerta y sonríe. Sé que soy su bisnieto preferido porque me apasionan sus historias del ayer, sus largos recorridos por la época de principios del siglo XXI y que me sigo asombrando por todo lo que me cuenta, cuando la vida era tan diferente a como lo es ahora, cuando el ser humano se hallaba perdido en luchas fraticidas entre sí, sin destino ni meta para ello, tan sólo por el simple placer de conquistar, de ganar, de humillar al contrario...

El Bisab me conoce muy bien, y me pregunta:

-¿Que inquietud me traes hoy hijo?

-Bisab, me pregunto que es aquello que llamaba tanto la atención a los Eternos sobre la especie humana...

-Ah, eso... (se le pierde la mirada buscando en los recuerdos...). Bueno, es algo que nunca imaginarías. Según ellos y a pesar de nuestro historial destructivo y competitivo...somos la única especie conocida que tenemos...no sé como llamarlo...sentido del humor; somos capaces de reirnos de nuestras propias desgracias, de nuestras incapacidades intelectuales, de todo...los Eternos creen que eso nos da una fuerza mental superior al resto...ya ves...Ellos que saben tantas cosas no saben de donde viene esta capcidad innata del ser humano, y no saben si nuestra mente, por ser tan diferente al resto, será capaz de resolver en un futuro muy muy lejano, el Problema.

-¿El Problema?¿Que Problema?

-El Problema, con mayúsculas, no es algo que nos ataña ahora mismo, querido bisnieto. No es algo de lo que debamos preocuparnos...tenemos mucho tiempo por delante...tenemos mucho que aprender aún...

8 comentarios:

Rebeca dijo...

Yo a veces me pregunto si alguien viniera de fuera si sería capaz de entender todos esos significados que van más allá del lenguaje, como los que encierra el sentido del humor.

Seguro que nos mirarían con cara de pasmados y dirían: "pero qué les pasa, qué hacen, ¿están locos?..."

borraeso dijo...

Yandros, aquí no llego... Me quedé a mediados del siglo XXI...
Aunque me gustaría conocer el Problema... (Problema con mayúsculas, ¿sólo uno?)

Un beso.

Hellion2011 dijo...

Buen relato , de seguro cada vez más nos volvemos locos , saludoss , cuídate.

Yandros dijo...

Rebeca: pues sí aunque yo creo que se quedarían más pasmados de ver como nos liamos a mamporros entre nosotros mismos no crees?
Borraeso: Bueno, aún no sabemos adonde llegaremos, ¿y si eres una de los elegidos? En cuanto al Problema, al Gran Problema...tendrás que esperar a los siguientes capítulos no quiero desgranar la historia tan rápido. Te doy una pista: está relacionado con la mecánica cuántica de cristal00k, con mis ciclos, con los contrarios...es algo de lo que no nos tendremos que preocupar por ahora ni creo que nunca, porque otros problemas menores acabarán con nosotros antes...jejejeje ¡Siento dejarte así!
Hellion2011:Bienvenido al Caos. Me pregunto: ¿quien pone el límite entre la cordura y la locura?Hum, puede dar para otra entrada...

S. dijo...

Yandros,mi vida,he pensado
qué comentarte,pero es que no he entendido nada,perdoname pero es donde ponía Bisab leía Bisbal,y claro así no se puede.
En serio,algo he pillao,verás:lo que acabo de decir antes es reirme de mi propia incapacidad intelectual,por eso creo que debería estar preparada para el problema,aunque siempre he odiado los problemas.
Algo así?
Un besooooo

Yandros dijo...

Jajaja S. Algo así.
El Problema no está directamente relacionado con nuestra capacidad para reirnos. Es sólo que, en el relato, ésta es una cualidad especial del ser humano que bien podría esconder el secreto de cómo funciona nuestra mente, en este universo futurista que intento crear. Y puede que esté directamente relacionado con nuestra capacidad para sobreponernos a los problemas, quién sabe...
De todas formas, te recomiendo aunque sea tedioso, leer las dos entradas de "Relatos del futuro" anteriores a ésta.
Un saludo!

Antonio E. Zafra dijo...

Yo si que tengo un problema Yandros jajajaja

Bueno, podría ser que esa capacidad que para ellos es especial, también la hubieran tenido otras especies a lo largo de los años, solo que nunca llegaron a percatarse de ellas.

Puede que los mismos eternos también la hubiesen tenido, pero su avanzado estado de desarrollo, tanto tecnológico como mental, les impidiera recordar aquellos tiempos en los que las emociones prevalecieron sobre la inteligencia y la cordura.

Puede que su subconsciente les hubiese borrado también ese recuerdo, sabiendo que volver a las emociones de nuevo, les llevaría irremediablemente al mismo lugar del que sacaron a los humanos hace más de un siglo, al caos.

cristal00k dijo...

Pues a la espera del próximo capítulo voy a buscar los anteriores. Pinta bien Yandros.
Sigo leyendo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails