domingo, 18 de enero de 2009

El Patio

Ayer decidí afrontar lo que tanto tiempo he sabido
Ayer me adentré en ese mundo misterioso y caótico que a mi alma arrasa...
Ayer decidí enfrentarme a mis miedos y temores, a lo desconocido...
Ayer me puse a ordenar el patio de mi casa...

Lamento estropear la poesía con algo tan mundano pero es la realidad; ayer, con valor y coraje decidí afrontar los viejos temores y mirar cara a cara al patio. Me devolvió la mirada, desafiante, pero al final tuvo que rendirse ante mi determinación. Y en esas horas donde el tiempo no parecía pasar, salvo porque el sol seguía su ruta prefijada y me iba quedando congelado, anoté varias cosas que pude observar:
  1. El Patio, lo pongo con mayúsculas porque es un pequeño Universo en miniatura, sigue sus propias leyes, es independiente de todos nosotros.
  2. En la zona del arriate crecen diversas especies de plantas. Algunas autóctonas llevan ahí desde que tengo uso de razón; he intentado eliminarlas en numerosas ocasiones, desaparecen y cuando vuelvo a mirar han aparecido de nuevo.
  3. Cualquier elemento que coloque para proteger las plantas es inútil para las habilidades perrunas. Por mucho que me esmere, Zizu consigue encontrar una fisura en el muro, una grieta que escarbar, un salto que dar...para adentrarse en territorio prohibido. Su cara de "sé que está mal pero no lo puedo evitar" que pone cuando lo regaño lo delata.
  4. Las enredaderas sólo se enredan cuando tú no quieres. Si colocas enredaderas para tal fin, éstas se harán una bola ingente sobre sí mismas y no treparán por la pared. Lo he bautizado, dentro de las Leyes de Murphy como "Axioma de la enredadera".
  5. Corolario final: Si tú colocas las plantas con toda tu ilusión, te equivocarás, no crecerán bien por el calor, bien por el frío. Si dejas el Patio sujeto a sus leyes, sin intervención humana, crecerá todo aquello que no desees, en cualquier época del año, ya sea con calores saharianos o fríos polares.

Y dicho esto lanzo la pregunta al vuelo: ¿Creéis que tanto plantas como perros, cuando vuelvo a casa con la cabeza gacha, se ríen de mí a mis espaldas?

2 comentarios:

estela dijo...

Una bonita poesia, que refleja todo un pesar: el trabajoso e inutil esfuerzo de arreglar el patio. Y digo inutil porque, cuando te das media vuelta, está otra vez como antes.Te lo digo por experiencia propia.
Me encató. Te seguiré leyendo.

Un saludo.

cristal00k dijo...

Perros y gatos, se carcajean, delante y a nuestras espaldas.
A los míos, sólo les falta levantar el dedo corazón para decirme lo que opinan al respecto...
En cuanto a las plantas... ¿qué decirte del trauma que me provocan...? son unas hijas de Murphy que te cagas (con perdón)
Y lo de la enredadera... publica ese axioma plis pofavó! la mía despues de casi 15 años he conseguido que de la vuelta a la valla en dirección vertical y crezca en horizontal en la valla del vecino (que me cae como el culo)
Un abrazo amigo, que comprendida me he sentido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails