domingo, 25 de enero de 2009

En el cine

Viernes por la noche al cine, ¡qué osados somos!. Hace tiempo ya que, al igual que las abuelillas escogen la primera hora del día para hacer sus compras y evitar las hordas de media mañana, nosotros evitamos las horas nocturnas para evitar la muchedumbre cinéfila. ¡Y lloviendo! Que parece que todo el universo decide lo mismo: ir al cine a ver si cuando salgan ha terminado el chaparrón.
Del viernes por la noche saqué las siguientes conclusiones:
  1. Hay gente que se siente rebelde por sentarse en los asientos que no son los suyos. Creo que añoran tiempos pasados cuando el cine habría sus puertas y entrábamos todos en plan salvaje a coger los mejores sitios. Ahora van numeradas, pero algunos nostálgicos se miran, miran el asiento y dicen: ¿Aquí mismo?. La otra persona, algo más reticente a dar la nota le replica: Pero esos no son los nuestros, ¿no?. Su acompañante responde: "Si no pasa ná, si vienen pos nos levantamos y yastá"..., frase estelar donde las haya que viene a decir que le importa una mierda el resto del cosmos. En esta ocasión la susodicha pareja tuvo que levantarse tres veces de diferentes asientos, moviendo a toda la fila para poder salir con los chaquetones, el bolso, las palomitas, la coca-cola...hombre, eso de que no pasa ná...cuando ya está la película y sientes las miradas que convergen en tí como si fueran dagas de plata...claro que hay gente con la coraza muy pero que muy dura.
  2. Cada vez hay más esclavos del móvil. No pueden vivir sin él. Al de al lado mía le sonó una vez...bueno vale, se le ha olvidado apagarlo no pasa nada...a la segunda ya me dí cuenta que estaba ante otro especímen de los de la coraza blindada. Cuando la tercera vez, lo cogió, le contestó a su interlocutor que estaba en el cine y acto seguido le hizo un pequeño resumen de la peli, pensé que más que una coraza lo envolvía una burbuja de titanio. Los de delante tenían uno de ésos nuevos de pantalla táctil y cada cierto tiempo los sacaban y pasaban los dedos aceitosos de las palomitas por la pantalla para ver fotos o mensajes.
  3. Los hay que creen que están en el salón de su casa. El de la burbuja de titanio, una vez contestado al teléfono decidió que ya no había nada que perder y se pasó comentando la película en voz alta, generalmente añadiendo algún chiste malo y esperando ver si alguien sonreía con sus patéticas ocurrencias.

Y pensar que cuando era estudiante no me molestaban para nada todas estas minucias! Creo que me estoy haciendo mayor, el próximo día me siento donde primero pille, dejo los dos móviles abiertos, llamo a mi madre pa contarle la peli y comento chistes jocosos con el de al lado atizándole con el codo para incitarle a la carcajada...

6 comentarios:

LeGNa dijo...

Gracias por tu comentario...
por cierto ayer fui al cine... pero yo soy de los q apaga el tlf antes de que empiece ;-)

Rebeca dijo...

jA, JA,! Será que como no tienen otra cosa por la que luchar lo del cine es toda una osadía.

La verdad, es que se ha perdido en exceso la vergüenza. Yo confirmo 5 veces la numeración antes de sentarme porqué yo no tengo coraza ni nada.

Y eso que no fuisteis a la hora punta que si no!!!

Nocheoscura dijo...

De las últimas veces que fui al cine supe nada más entrar que iba a ser una mala sesión. Había una tribu o familia de gitanos (podían haber sido chinos, alemanes, etc.) que no paraban de hablar, ni siquiera dejaron de hacerlo cuando empezó la peli. Al rato parece que se cansaron pero... ¡suena Camela a toda pastilla!, ¡la melodía del móvil!, ¡Y EL TIO COGE Y SE PONE A HABLAR POR EL TELÉFONO COMO SI ESTUVIERA EN EL COMEDOR DE SU CASA!...

Di dijo...

Cada vez que voy al cine me encuentro con los mismos especímenes que tu. Yo por lo general tengo aguante pero mi pareja no, así que me paso media película mediando para que no le suelte al susodicho en la cara lo que sin duda merece. Ya tengo decidido que dependiendo de la peli no se puede ir al cine por no salir con un ataque de nervios más que nada!! Lo mejor es ir a ver pelis en v.o.s. allí la gente suele ser de lo más educada y las salas están vacías!! Saludos!

Yandros dijo...

Gracias a todos por hacerme sentir menos cascarrabias jajaja
Legna: estos excesos de ciudadanía al final te darán dolores de cabeza, te lo digo yo que ya empiezo a sentirme un islote perdido entre un mundo de pasotismo.
Rebeca: Aún confirmando la numeración te pueden pasar cosas como éstas: http://torredelcaos.blogspot.com/2009/01/el-ordenador-no-falla.html
Es una entrada de hace una semana o dos de mi blog, de otro dia que fui al cine. Si no se puede pinchar busca: "El ordenador no falla", jejeje
Nocheoscura: Y atrévete a decir shhhhhhht, que te llevas un garrotazo que lo flipas:
Di: Aunque lo pases mal, deja a tu pareja expresarse jajajaja, así tienes para escribir otra aventura de las tuyas jajaja, ¿cuando vais al cine? jajajaja

MO dijo...

Joder, no te imaginas lo que me he llegado an reir leyéndote. En serio.

Es realidad era como si la entrada la hubiera escrito yo porque estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices y en cómo lo escribes.
Yo hubiera añadido eso de: Da igual donde me siente, la hora de la sesión que sea, el día que vaya, si llueve o hace sol o la película que vea porque siempre, SIEMPRE se sienta a mi lado el típico que ha decidido comprar kikos o patatas o algo que haya mucho, MUCHO, ruido para que yo deje de concentrarme en la pantalla y sólo pueda verlo como protagonista a él.
La última vez estuve a punto a puntito de decirle "¿Te quedan muchos kikos o qué?".

En fin, hay gente que debería vivir en el monte o algo. Sí.


MO.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails