domingo, 4 de enero de 2009

Zizu, el Kaiser





Para completar la lista, ZIZU fué el primero que llegó a la familia, cuando aún vivía sólo en casa allá por enero de 2004. David y yo fuimos al refugio de animales que hay cerca de mi casa, y no pude menos que fijarme en el único perro que no venía a nuestro encuentro. Tembloroso, encogido, nos contaron que había sido maltratado y abandonado y que no se podía acercar nadie porque tembalaba y se orinaba encima. Lo tuve a prueba unas semanas, ya que los del refugio querían ver si se adaptaba a mí. La primera semana fue complicada; se asustaba, recelaba de mí y de cualquiera que viniera a visitarme, pero en poco tiempo conseguí que no se despegara de mi lado ni un segundo. Con el tiempo, hemos vivido muchas cosas juntos, se ha adaptado perfectamente a los nuevos inquilinos de la familia, es como un hermano mayor para Timbo y estamos convencido que jamás volveremos a tener un perro como él; lo tiene todo y a todos los que le conocen les tiene enamorados.

2 comentarios:

David dijo...

Se te ha olvidado contar que en esa primera semana complicada para ganartelo le colocaste una pata de jamón en el patio, tipo buffet libre jajaja!!! Tampoco hablas de la perra loca del refugio que nos venía con una zapatilla de andar por casa para que se la tiraramos para jugar; ni del perro que nos pegaba "bocaos" en el culo,... jajaja; fue toda una experiencia!! Todavía me acuerdo de muchos de los perros que ví ese día, todos vinieron a convencernos de que él o ella era lo que estábamos buscando, vaya caritas tenían ...

David

R. Giskard Reventlov dijo...

Vaaaaaaaaaaaale le di una pata de jamón y un cubo de agua, pretendía que se creyera que el perro había confiado en mí incondicionalmente pero en fín, he sido descubierto vilmente jajajaja
Si nos quedamos media hora más nos llevamos 7 perros cada uno

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails